Maestro de primaria coleccionó más de 900 reliquias arqueológicas; ahora su hija las regresa al INAH

Las vasijas y figurillas ahora son de la Zona Arqueológica de Soledad de Maciel. Así fue como el profesor se hizo de esta amplio acervo histórico

INAH
Foto: Cortesía INAH
Cultura 04/05/2021 11:40 Redacción México Actualizada 15:05
Guardando favorito...

A lo largo de su vida, Ignacio Mora, profesor de primaria en Zihuatanejo, en Guerrero, acumuló 969 piezas arqueológicas, entre figurillas, malacates y vasijas, que se convirtieron en parte de una colección que ahora, su hija Guadalupe Mora Luviano regresó a la Zona Arqueológica de Soledad de Maciel
 
El acervo de Ignacio Mora se formó en conjunto con los vecinos de los municipios de Petatlán y Zihuatanejo, pues “entre las décadas de 1950 y 1960, a sabiendas del interés del profesor, "acudían a él para entregarle figurillas, malacates, vasijas, entre otros objetos prehispánicos que localizaban en sus comunidades, principalmente las cercanas al sitio arqueológico de Xihuacan”, dijo el INAH en un comunicado. 

zona_arqueologica_soledad_maciel_2.jpg
Foto: Cortesía INAH 
 
Tras el fallecimiento de su padre, Guadalupe Mora decidió dar el acervo, que de acuerdo con el responsable del Proyecto Especial Soledad de Maciel, Rodolfo Lobato Rodríguez, se registraron y clasificaron 969 materiales prehispánicos, “los cuales en conjunto abarcan tres mil años de ocupación del que fuera el principal centro ceremonial de la planicie costera, partiendo del periodo Preclásico Medio (hacia 1200 a.C.) al Posclásico Temprano (1350 d.C., aproximadamente), cuando decayó a raíz de una gran inundación”.

Lee también: Preocupa obra mural del Templo Mayor tras colapso de techumbre

zona_arqueologica_soledad_maciel_3.jpg
Foto: Cortesía INAH 
 
 El INAH detalló en las 969 piezas hay casi 600 fragmentos de figurillas antropomorfas, 41 vasijas miniatura dedicadas a divinidades del agua, una decena de vasijas completas, pero también hay cuencos, orejeras, cuentas de barro y de piedra verde, herramientas para hilar, contrapesos de barro usados en las redes de pesca, silbatos y placas tipo molde con la representación de una deidad dual, similar a la que se observa en la Estela del Rey Chole, ubicada junto a la iglesia de la comunidad.

Lee también: Hallan restos de basamento piramidal en Tlalmanalco, Estado de México, que fue habitado por élites

zona_arqueologica_soledad_maciel_5.jpg
Foto: Cortesía INAH 
 
Rodolfo Lobato señaló que en sitios de la Costa Grande de Guerrero se encuentran materiales procedentes de lugares remotos, como las zonas de occidente (Colima y Michoacán), la olmeca y el Altiplano Central, “según lo revela la presencia de cerámica teotihuacana y mazapa, esta última asociada a la tradición tolteca; también tenemos variantes locales que revelan una resignificación de los estilos de estas culturas hegemónicas”. 

Lee también: Hallan tumbas de la época predinástica egipcia en el delta del Nilo

zona_arqueologica_soledad_maciel_4.jpg
Foto: Cortesía INAH 
 
El también encargado del Museo de Sitio y Zona Arqueológica Soledad de Maciel indicó que el acervo arqueológico de Ignacio Mora se dará a conocer de forma gradual mediante exposiciones temporales. 

fjb

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios