Suscríbete

Diego Rivera plasmó la identidad mexicana

Diego Rivera murió en su estudio el 24 de noviembre de 1957

Diego Rivera, el muralista que plasmó la identidad mexicana
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Cultura 24/11/2018 11:20 Redacción Actualizada 11:28

Diego Rivera es considerado uno de los más importantes muralistas mexicanos, que en su obra consiguió plasmar la identidad mexicana representada por característicos personajes. Ingresó a los diez años de edad a la Academia de San Carlos, donde contó con profesores de la talla de José María Velasco.

Más tarde, continuó su formación artística en Europa bajo la tutela de pintores como Pablo Picasso y Amedeo Modigliani, desarrollando un estilo en el que integró motivos mexicanos a la corriente cubista.

diego_r.jpg
IMAGEN DEL PINTOR DAVID ALFARO SIQUEIROS, EL POETA PABLO NERUDA Y DIEGO RIVERA. Foto: Archivo EL UNIVERSAL

Fue un destacado muralista mexicano de ideología comunista, famoso por plasmar obras de alto contenido social en edificios públicos. Es reconocido por crear diversos murales en distintos puntos del centro histórico de la Ciudad de México, así como en la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, y en otras ciudades mexicanas como Cuernavaca y Acapulco, así también algunas otras del extranjero como San Francisco, Detroit y Nueva York.

En 1920 el gobierno mexicano le otorga un apoyo económico con el propósito de que Rivera estudie en Italia. Viaja a Verona, Padua, Venecia, Rávena, Florencia, Asís, Orvieto, Roma y Siracusa. Estudia la obra de maestros como Giotto, Ucello, Mantegna, Della Francesca, Miguel Ángel y Tintoretto.

Vuelve a México en 1921 por invitación de José Vasconcelos, secretario de Educación Pública. Un año más tarde realiza su primer mural a la encaústica: La creación. Lo elabora en el Anfiteatro Bolívar, del actual Antiguo Colegio de San Ildefonso. Entre 1922 y 1929 realiza los murales para la Secretaría de Educación Pública, la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo y Palacio Nacional.

En 1930, por encargo del embajador norteamericano Dwight W. Morrow, realiza los murales para el Palacio de Cortés, en Morelos. Ese mismo año viaja con Frida Kahlo a Estados Unidos, donde pinta los murales del Detroit Institute of Art.

Diego realiza murales entre 1935 y 1954. En 1936 pinta Carnaval de la vida mexicana para el Hotel Reforma; en esas fechas elabora los murales para el Instituto Nacional de Cardiología, que concluyó en 1944; en 1947 pinta al fresco Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central y en 1951, el Cárcamo del Río Lerma en el Bosque de Chapultepec.

Rivera, un admirador de la cultura mesoamericana

Además de ser uno de los mayores artísticas plásticos mexicano, Diego Rivera también fue coleccionista de arte precolombino.
Se dedicó a documentar piezas de arqueología prehispánica que llevó a su residencia de Coyoacán desde todas las zonas de México que visitaba por su gran afición por la cultura mesoamericana.

Se calcula que reunió más de 50 mil piezas, y al final de su vida construyó el Museo de Anahuacalli para albergar estos fondos, que acabó donando a México. Hoy en día, el Museo Anahuacalli exhibe la colección precolombina catalogada por el propio Rivera.

Diego Rivera muere en su estudio el 24 de noviembre de 1957.

rivera.jpg
Foto: Archivo EL UNIVERSAL

 

akc

 

Comentarios