De artesanías a cubrebocas, así sobreviven indígenas del Amazonas

Ante la crisis económica por el coronavirus, los indígenas Sateré Mawé han abandonado su arte ancestral para dedicarse a la confección de cubrebocas

De artesanías a cubrebocas, así sobreviven indígenas del Amazonas
Una mujer Sateré Mawe trabaja en la producción de cubrebocas con una máquina de coser donada por artistas ingleses. Fotos: RAPHAEL ALVES. EFE
Cultura 14/05/2020 00:45 EFE Actualizada 09:53

Manaos. —Los indígenas Sateré Mawé han abandonado su arte ancestral para dedicarse a la confección de cubrebocas tras ver amenazada su principal fuente de ingresos con la llegada del coronavirus al estado de Amazonas, uno de los más golpeados por la pandemia en Brasil.

Antes de la llegada del patógeno, este pueblo indígena sobrevivía gracias a la venta de su artesanía en Manaos, la capital de Amazonas, pero con las medidas de prevención decretadas por las autoridades regionales y el cierre de los comercios considerados no esenciales, se vieron obligados a reinventar su actividad económica.

Samela Sateré Mawé, de 23 años, fue la responsable de esta iniciativa. “La producción de cubrebocas fue la forma que encontramos para tener un subsidio porque tuvimos que parar de vender nuestra artesanía”, explica la joven.

cubrebocas_amazonas__0.jpg
Indígenas combinan el cubrebocas con sus típicos accesorios.
 

El proyecto, impulsado por la Asociación de Mujeres Indígenas Sateré Mawé, produce cerca de un centenar de cubrebocas diarios, una cantidad que, según Samela, “está siendo suficiente” para garantizar la supervivencia de su pueblo.

Pero más allá de ser una fuente de ingresos, la producción de mascarillas se ha convertido también en un acto solidario. “Estamos ayudando también a otros pueblos, porque además de la venta también hacemos donaciones”, señala Samela.

La comunidad fue dotada de una máquina de coser y de varios materiales gracias a las donaciones de una institución de artistas del Reino Unido.

Ahora ya son un total de 20 personas de la etnia Sateré Mawé que, sin dejar de vestir sus sombreros de plumas, pendientes y collares, se dedican incansablemente a la producción de los cubrebocas, “desde hombres a mujeres, pasando por niños y personas más viejas de la comunidad”.

Temas Relacionados
amazonas cubrebocas coronavirus

Comentarios