23 | ABR | 2019
Buscan que la ciudad tenga una Universidad de las Artes
Alfonso Suárez del Real dice que cuenta con 300 apoyos para colectivos que se entregarán a través de la convocatoria “Promotores culturales Ciudad de México”. YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL

Buscan que la ciudad tenga una Universidad de las Artes

16/03/2019
00:21
Alida Piñón
-A +A
El secretario de Cultura contempla convertir el Centro Cultural Ollin Yoliztli. A 100 días de gobierno detalla las líneas que seguirá en su gestión

[email protected]

El secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real (Ciudad de México, 1953) tiene contemplado convertir el Centro Cultural Ollin Yoliztli en la Universidad de las Artes, las Culturas y los Saberes Populares de la Ciudad de México; y a 100 días del nuevo gobierno adelanta que se le dará un “mantenimiento mayor” al inmueble ubicado al sur de la capital, aunque no precisa el presupuesto que destinará.

En la pasada administración el espacio fue cuestionado por las goteras que registró (a la fecha continúan algunos problemas) y por abandono generalizado que incluso provocó lesiones en uno de los músicos; entonces se invirtieron 30 millones para su mantenimiento y 20 millones para la Sala Silvestre Revueltas.

“La infraestructura da para eso, pero en efecto debe tener un mantenimiento mayor, es un inmueble que tiene 40 años de haberse habilitado”, dice Suárez del Real, quien comenzó su carrera política en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1994.

El funcionario, licenciado en periodismo y con licenciatura trunca en Historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, adelanta que buscará que la Secretaría de Educación Pública incorpore su proyecto como universidad porque contará con alumnos, maestros certificados e instalaciones apropiadas. Además tiene contemplado que en el transcurso de su administración se abran campus en otras áreas de la ciudad.

“Vamos a continuar con ese proceso de mantenimiento mayor e iremos encontrando reacomodos porque el Centro tiene áreas preciosas, como espacios abiertos y pasillos anchísimos. Lo primero que tenemos que hacer es contar con un cuerpo académico, por eso le estoy proponiendo a los consejos educativos que están en la Ollin que promovamos la titulación o certificación de habilidades de todos nuestros honoraristas (trabajadores externos), para decirle a la Secretaría de Educación Pública que tengo un claustro con personas tituladas, certificadas, algunos con maestría y algunos con doctorado, y así Educación no pueda decirme que no me puede dar la incorporación como universidad de las artes”.

La anterior administración inició con un presupuesto de 400 millones de pesos y cerró en 700 millones. Ahora, Suárez del Real, quien fue diputado federal y presidente de la Comisión de Cultura de 2006 a 2009, asegura que cuenta con 972 millones. “Es un monto superior al que teníamos y si se da cuenta, no hemos hecho alharaca de eso. Yo vi que la federación tenía una situación difícil en materia presupuestal y hubo un gran debate sobre los etiquetados, entonces yo por solidaridad no hice una fiesta de lo que tengo y la verdad es que es el presupuesto justo para operar el programa cultural que la doctora Sheinbaum nos ha comentado. La mayor parte está fincado en lo que es la vinculación comunitaria y los grandes festivales, los otros ejes que llevaremos a cabo tienen el presupuesto justo para garantizar los derechos culturales”.

Advierte que se encontró con una secretaría “en resistencia”, es decir, “con presupuesto básico y mínimo para una operación estrictamente ceñida a una serie de actividades”.

Ejes culturales. A 100 días de gobierno, Suárez del Real, quien como diputado local fue promotor de la  Ley de Derechos Culturales  de los habitantes y visitantes de la  Ciudad de México  y promotor de la  Ley Constitucional de Alcaldías de la Ciudad de México, ha definido cuatro direcciones generales relacionadas con sus líneas de acción como legislador.

La primera dirección es Vinculación cultural comunitaria, que estará encargada de los Faros —tiene previsto inaugurar próximamente tres, uno de ellos en lo que fue el Cine Cosmos— y de los Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES) —está previsto contar con 300 centros comunitarios ubicados en zonas de escasa oferta cultural—.

La segunda dirección es Festivales, Fiestas y Ferias comunitarias que organizará festivales en toda la ciudad pero, dice, con una línea curatorial que será definida y coordinada por comités especializados. “Todos los festivales tienen comité curatorial, incluyendo la Feria del Libro en el Zócalo. Ya no será como antes, con la decisión y los gustos de la jefatura de gobierno, o los gustos de la secretaria en turno”, asegura.

La siguiente línea de acción es el Derecho a la memoria y patrimonio cultural comunitario, con la que buscará el apoyo de instituciones federales del INBA y el INAH para que, en coordinación, puedan garantizar la protección del patrimonio. Además, pretende proteger el patrimonio que no esté catalogado, como las reproducciones de obras de Leonora Carrington o la estatua de Luis Donaldo Colosio.

“Con el artículo 18 de la Constitución de la Ciudad de México nos quedó muy claro que nosotros vamos a manejar el patrimonio cultural comunitario, que es aquél que se considera relevante, pero que no es señalado como tutela del INBA o del INAH”, explica el funcionario.

Adelanta que se instaló una mesa de trabajo para la protección interinstitucional del Paseo de la Reforma. “Vamos a generar polígonos de facultad y se diga, por ejemplo: ‘Yo, INAH, me voy a hacer cargo de la parte que corresponde desde el Ángel de la Independencia hasta Avenida Juárez porque así me lo mandata una disposición relativa al tema de las estatuas, los pedestales y los jarrones, junto con el primer monumento que fue Colón, seguido de Cuauhtémoc y el Ángel de la Independencia’. Y este polígono tiene que ver también la parte de los usos de suelo junto con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México”.

Y añade: “Queremos que en el polígono norte sea el INBA quien nos apoye a reconocer que las glorietas tienen una serie de monumentos que merecen ser atendidos. También tenemos una serie de estatuas que son donaciones de entidades federativas hechas en los años 60. En el lado de la alcaldía Miguel Hidalgo también hay estatuas, hay reproducciones de Carrington. ¿Y en las Lomas quién protege la Fuente de Petróleos? Incluso tenemos el Memorial a las Víctimas sobre Campo Marte y una estatua de Colosio”.

Esta dirección también se encargará, por ejemplo, de las declaratorias de patrimonio intangible. “Ya no voy a aceptar declaratorias sin plan de manejo. Ahora lo que estamos haciendo es cubrir esa parte de los expedientes, por ejemplo, de la lucha libre y de otras declaratorias que nos dejó la pasada administración. No puedes nada más declarar y ya, debes generar los mecanismos de garantía de ese derecho”.

Además planea fortalecer a la Orquesta Típica de la Ciudad de México. “Tengo la orquesta más antigua de la República mexicana vinculada a los liberales juaristas y ya les estamos buscando una sede”.

Por último, la cuarta dirección general es la que contempla el sistema educativo cultural comunitario en donde se ubica el proyecto de la Ollin Yoliztli.

Asimismo destaca que cuenta con 300 apoyos para colectivos que serán entregados a través de la convocatoria “Promotores culturales Ciudad de México”, lanzada a finales de febrero en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México. “No hicimos gran alharaca por el enorme debate que existe en relación al Fonca y este es un fonquita que está destinado para la gente de a tierra”.

Respecto a la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, institución que en la pasada administración acordó la jubilación de ocho de sus integrantes y a la que se destinarían 6 millones de pesos, el secretario indicó que “lamentablemente” la anterior Secretaría de Finanzas “nunca respetó el acuerdo al final” y “no respetó las instrucciones de quien era jefe de Gobierno, José Ramón Amieva”. “Hablé con los músicos y les propuse hacer lo mismo pero en seis meses, les pedí que me dejaran hacer operaciones quirúrgicas para indicarles de cuánto es la bolsa que tenemos y atender por prelación”.

Finalmente, Suárez del Real asegura que busca una nueva sede para el Remate de Libros porque en el Auditorio Nacional ya no contaba con el espacio suficiente y ahora podría formar parte de un evento que se llamará “Debate de verano”, dedicado a la historia, ciencia, tecnología y literatura. También indicó que La Perulera operará a mitad de año y contará con biblioteca, caja negra y artes gráficas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios