James Turrell y la experiencia espiritual de la luz

Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, habló en entrevista para EL UNIVERSAL sobre la exposición "James Turrell: Pasajes de Luz"

James Turrell y la experimentación de la luz
Ganzfeld “Aural”, 2018 © James Turrell Foto : Florian Holzherr
Cultura 24/11/2019 14:19 Frida Juárez México Actualizada 14:42

La exposición James Turrell: Pasajes de Luz en el Museo Jumex se distribuye en dos niveles del recinto y está compuesta por las famosas instalaciones de luz del artista James Turrell (Pasadena, 1943), fotografías, videos, esculturas, impresiones, así como modelos 3D sobre Roden Crater, la obra más grande del estadounidense, la cual está en proceso de creación desde los años 70 en un volcán extinto en Arizona.

En entrevista para EL UNIVERSAL, Kit Hammonds, curador del Museo Jumex, habló sobre las piezas que estarán dentro de la muestra -James Turrell estuvo involucrado en la selección de éstas-, y de por qué el artista es considerado un contemporáneo no canónico, sobre la experiencia casi espiritual que genera la obra del artista estadounidense, así como el reto al que se enfrenta el Museo Jumex al presentar una exhibición en la que capturar fotografías y videos está prohibido, tras la muestra viral de Apariencia desnuda: el deseo y el objeto en la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons, aun, y en una era donde todo debe ser publicado en Instagram por que, de no ser así, no estuviste ahí.

kit_hammonds.jpeg
Kit Hammonds, curador del Museo Jumex. Foto: Frida Juárez

Ganzfeld es la pieza central de la exhibición de James Turrell: Pasajes de Luz, además de ser una pieza clave dentro de la obra de James Turrell, porque el cambio de color constante de la luz ocasiona que en cierto momento el espectador no pueda ver el espacio en el que se encuentra, sino que vea “dentro de sus ojos” -una de las máximas del artista que invita a la reflexión introspectiva individual-, explicó Kit Hammonds sobre la muestra que se inauguró el viernes pasado.

Además de las fotografías, impresiones y esculturas que están en el segundo piso del Museo Jumex, Hammods indicó que también se encuentra Squat Blue, una pieza que pertenece a la colección del propio Museo, que data de 1968 y forma parte de los primeros experimentos que realizó el artista con la luz.

turrell.png
Foto: SquatBluede la serieProjection Piece,1968LaColección Jumex, México

Aunque Turrell casi no acostumbra presentar al público su serie Shallow spaces, estará en exhibición Rondo (Blue), junto con Large glasses -de las piezas más actuales-, así como Accretion Disc, Apani, entre otras, que dan cuenta del interés del artista por explorar el efecto que la luz tiene sobre la percepción.

El Museo Jumex como edificio, también forma parte de la exhibición, ya que uno de los accesos a una de las instalaciones es por el exterior del Museo. Esta medida, además de ser una solución práctica, añade un valor inesperado porque, dependiendo del momento del día, el asistente recibirá cierta cantidad de luz solar en su ojos que alterará su percepción y experiencia dentro de la instalación, explicó Hammonds, aunque también aclara que no es inusual que las piezas de Turrell se adecúen al espacio en el que se montan.

En cuanto a Roden Crater, el volcán dormido en el que el artista ha trabajado desde 1979, también forma parte de la exhibición con cinco modelos 3D del volcán y sus interiores, fotografías de archivo y capturadas por el propio artista, quien también es piloto. Dicha actividad ha influenciado su obra en distintas maneras, comentó Hammonds:

“Al estar en el aire el cielo y la luz se ven diferentes. Con estas fotografías, Turrell ofrece una visión aérea del Roden Crater, una a la que muchos no tendrían acceso fácilmente. También el pilotaje forma parte de su relación con México, ya que en los años 70, James realizó varios viajes de exploración sobre ruinas mayas. Así que la imagen aérea de las pirámides ayudó a formar su visión sobre lo que el quería para Roden Crater”.

jamesturrell_roden_crater.jpg
James Turrell frente al Roden Crater, en el desierto de Arizona.© James Turrell.Foto:Florian Holzherr

Respecto al proceso creativo del artista que pertenece a la corriente de Light and Space, Hammonds explica que Turrell “no sólo juega con colores”, sino que detrás de cada instalación hay una investigación sobre cómo es considerada la luz en diferentes culturas a lo largo de la historia y que “la experiencia es el corazón de su obra”, afirmó Hammonds.

La investigación de Turrell se ve reflejada, por ejemplo, en la selección de los títulos de sus obras. Hammonds explicó que las instalaciones para esta muestra fueron rebautizadas con títulos provenientes del zoroastrismo, una de las primeras religiones de medio oriente. Las obras del artista estadounidense -quien creció entre cuáqueros, sociedad religiosa- genera una especie de experiencia espiritual:

"En Ganzfeld uno pasa por un proceso para entrar a la instalación: uno se cubre los zapatos, baja por unas escaleras que tienen forma de pirámide y finalmente entra a la habitación con luz. Es similar a la preparación de algún ritual religioso, uno se prepara de forma ceremonial para entrar a un espacio sagrado", profundizó Hammond sobre la relación que tiene el trabajo de Turrell con lo espiritual.

turrell-james-78.jpg
Apani,2011 De la serie Ganzfeld © James Turrell. Foto: Florian Holzherr

Aunque el curador insistió en que el artista no busca aludir a alguna religión en específico, sino que sus investigaciones sobre el significado de la luz para la humanidad y la forma en que fue criado han influenciado su trabajo. 

Respecto a por qué Turrell es considerado como un creador que no entra dentro del canon, el curador explicó que, según teorías de arte contemporáneo, aquellos que pertenecen a esta etapa realizan sus obras pensando en el futuro y se desapegan del pasado. Turrell, a diferencia de sus compañeros, aún se aferra al pasado: “busca conectar con algo que es profundamente humano, además de querer crear una historia de nuestra relación con la percepción y la luz que se remonta a tiempos inmemorables”, declaró Hammonds.

La exposición James Turrell: Pasajes de Luz cobra relevancia en un contexto en el que documentar cada experiencia en redes sociales parece fundamental. Este acto no es necesariamente algo malo para el artista, sin embargo, sí cree que dicha acción quita atención a lo importante, que es vivir el momento y experimentar de forma directa, sin el celular como intermediario, señaló Hammonds.

turrell-james-34.jpg
WedgeworkV, 1974© James TurrellFoto:FlorianHolzherr

Con este montaje, el Museo enfrenta un reto tras la mediática muestra Apariencia desnuda: el deseo y el objeto en la obra de Marcel Duchamp y Jeff Koons, aun, ya que en esta ocasión está prohibido tomar fotos y videos dentro de las instalaciones. Hammonds explica que esta petición viene directamente de Turrell y asegura que no es por cuestiones de derechos de autor, sino porque el artista quiere que los asistentes se concentren en la luz y en cómo esta altera su sentir.

También lee: ¿Por qué no puedo tomarme fotos en la expo de James Turrell?

El curador del Museo insiste en que esta muestra no se trata de ir a ver luces de colores como en el antro, sino de vivir la experiencia, por lo que aconsejó que a todos aquellos que vayan a asistir vayan con tiempo para permitir que uno esté inmerso dentro de la obra.

fjb
 

Comentarios