11 | NOV | 2019
Estatua de Alberto Giacometti vendida por 600 mil dólares a pesar de daños ocasionados por un gato
Foto: Christie's

Gato arruina obra de Giacometti y se vende por miles de dólares

23/08/2019
18:11
Redacción
México
-A +A
Un programa de televisión declaró que la obra no tenía valor alguno; meses después la subastan en Christie's

Hace un año el reality show inglés Fake or fortune? de la cadena BBC, que se dedica a identificar la autenticidad de obras de arte, tomó el caso de una supuesta escultura del artista suizo Alberto Giacometti.

La obra es cuadrada y representa un rostro que mira de lado. La figura es abstracta, con tan sólo un par de hendiduras hace alusión a un ojo y nariz. No obstante las hendiduras, la estatua es casi bidimensional, y la profundidad de los rasgos es casi imperceptible.

Al ver con detalle, los conductores del programa no pudieron evitar recordar la escultura elaborada en bronce Tête qui regarde de Giacometti que se exhibe actualmente en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

A pesar de las similitudes, los conductores no pudieron confirmar que la obra fuera de Alberto Giacometti, como afirmaba su propietaria, Claire Clarck-Hall.

Para los presentadores del programa fue difícil saber si realmente se trataba de un Giacometti porque la escultura estaba reparada con resanador barato y cubierta con pintura doméstica. Por lo que para concluir al programa decidieron enviar la pieza al Comité de Giacometti en París para que profesionales la examinaran a detalle.

Después de la transmisión del programa, expertos del Comité retiraron el resanador y la pintura para así encontrar debajo de éstos la firma del artista: “Alberto Giacometti 1928”. Meses despúes la escultura fue vendida en una subasta de la casa Christie's por 612 mil dólares.

Clarck-Hall explicó que la obra llegó a su familia por parte de su difunta abuela, quien la compró directamente al artista en París durante la década de los 30.

El accidente en el cual se rompió la escultura sucedió en el hogar de la familia en los años 60, cuando el gato de los Clarck-Hall jaló el mantel de la mesa en la que se encontraba la obra. Fue el abuelo de Claire quien la reparó.

fjb

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios