Foto: Xinhua/Li Ming

Comunidad cultural lamenta incendio en museo de Brasil

03/09/2018
10:26
Redacción
-A +A
Autoridades y escritores se manifestaron por el incidente en el museo ubicado en Río de Janeiro; denuncian falta de recursos al recinto

La comunidad cultural mexicana lamentó la destrucción del Museo Nacional de Río de Janeiro, en Brasil, que la noche de este domingo era víctima de las llamas que hasta las 23:30 horas estaban fuera de control.

“Mi solidaridad con el pueblo brasileño por el incendio del @MuseuNacional. Siglos de investigaciones, conocimiento y hallazgos fueron consumidos por las llamas. Trágico suceso para la cultura de América y del mundo entero”, externó la titular de la Secretaría de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, en su cuenta en Twitter.
 

Alejandra Frausto, quien ocupará la secretaría de Cultura en la administración de Andrés Manuel López Obrador, calificó como una "invaluable pérdida" lo sucedido en el recinto de Río de Janeiro.
 

Por la misma red social la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, hizo ver que “Con este incendio, no sólo se consumen los valiosos acervos del Museo Nacional de Brasil: una parte profunda de nuestra memoria humana también ha sido cercenada de tajo. Toda nuestra solidaridad con el pueblo brasileño”.
 

El director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto, se unió a las voces que lamentaron la pérdida del acervo, "uno de los mayores archivos de documentos culturales de #América y del mundo". 
 

En el mismo sentido se expresaron instituciones culturales mexicanas, públicas y privadas como el Museo Nacional de Arte (Munal) y el Museo Soumaya, que manifestaron su pesar en textos enviados por Twitter.

“Lamentamos profundamente lo sucedido en el Museo Nacional de Río de Janeiro, en Brasil. Enviamos nuestra solidaridad desde el Museo Nacional de Arte, en México”, expuso el Munal en su cuenta @MUNALmx.
 

En tanto que @ElMuseoSoumaya indicó que sus líderes y trabajadores están “Consternados por el incendio de Museo Nacional de Brasil. Institución señera de América Latina y espacio de entraña para Río, para todos. Solidaridad y memoria. La identidad está más allá de la piezas”.
 

El escritor Mauricio Montiel calificó el incnedio como "una verdadera tragedia cultural" y que se hablaba de millones de documentos perdidos y de negligencia por parte de la administración pública.
 

El escritor Fabrizio Mejía indicó que el incidente sucedió debido a la falta de recursos para conservarlo y culpó al "neoliberalismo". 
 

Alberto Chimal, autor de libros como Historia Siniestra y Los atacantes, escribió que qué se puede esperar de un país que no preserva y valora su propio pasado.

A su vez retomó los tuits de la colorista brasileña Marina Amaral, quien detalló algunas de las acciones que sucedían durante el incidente, como que trabajadores del museo trataron de rescatar algunos artefactos que no habían sido tocados por las llamas y que uno de los directores dijo que lograron salvar algunas cosas. 

Amaral también lanzó un tuit cuestionando el incidente, teniendo por otro lado "fantásticos estadios de futbol". 
 

La colorista indicó que es difícil entender que el espacio no tuviera ningún mecanismo para apagar las llamas. Señaló que ni siquiera las bocas de riego funcionaban correctamente cuando llegaron los bomberos. 

"Para nosotros es triste, pero no sorprendente. Es sólo la consumación del hecho de que nuestro gobierno no da una mie*** a lo que realmente importa. El país se está desmoronando", señaló.
 

El Museo Louvre de París también lamentó el incidente en el recinto brasileño: "Nacional de Río de Janeiro. El Louvre expresa su más profunda solidaridad con el Museo y su equipo. Esta es una pérdida importante para Brasil y el patrimonio mundial". 

 

Fundado en 1818 por el entonces monarca portugués Joao VI, el acervo del Museo Nacional incluía aproximadamente 20 millones de piezas, entre ellas el esqueleto humano más antiguo encontrado en América, con unos 12 mil años de antigüedad y considerado el mayor tesoro arqueológico del país.

También destacaban sus colecciones de arqueología, antropología, zoología, geología, botánica y paleontología, la biblioteca con obras raras y varias investigaciones en ciencias naturales.

El fuego causó un "daño irreparable" al acervo y "poco quedará" cuando se extingan las llamas, adelantó a la Agencia Brasil el director de Preservación del recinto, Joao Carlos Nara.

El museo está localizado en el Parque Nacional de la Quinta Boa Vista, en la zona norte de Río de Janeiro; su sede es un edificio del siglo XIX que fue residencia de la familia real brasileña y está vinculado a la Universidad Federal de Río de Janeiro, indicó el diario Jornal do Brasil. 

* Con información de Notimex

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios