Se encuentra usted aquí

¿Quiénes son los corruptos contra Santa Lucía?

¿Quiénes son los corruptos contra Santa Lucía?
18/06/2019
02:44
-A +A

Al presidente Andrés Manuel López Obrador lo hicieron enojar. La batería de amparos y suspensiones que han otorgado jueces federales ordenando frenar las obras del Aeropuerto de Santa Lucía, hizo enfurecer al mandatario que amenaza con hacer públicos nombres de los que llama “los corruptos que promovían el aeropuerto de Texcoco” y que, según el mandatario, estarían detrás de la ofensiva judicial y la estrategia jurídica en contra de una de las obras insigne de su sexenio.

Porque, además de la interrupción obligada de Santa Lucía por las siete suspensiones que hasta ahora han otorgado los jueces, lo que más le molesta a López Obrador es que esos mismos juzgadores federales le hayan ordenado “no alterar las obras ya construidas” en el cancelado proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ubicado en el antiguo lago de Texcoco. Eso lleva al presidente a reforzar la información que, no de ahora, sino desde hace algunos meses, tiene sobre la existencia de un “grupo de interés” formado por políticos y económicos que buscan revivir la opción de Texcoco y evitar que se construya Santa Lucía.

A pesar de que la mayoría de las suspensiones otorgadas hasta ahora contra las obras de Santa Lucía, referentes a la falta de estudios ambientales, de protección arqueológica y de seguridad aérea, han sido promovidas por abogados del colectivo #Nomásderroches, impulsado principalmente por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, del empresario Claudio X. González, y por otras organizaciones civiles, la visión que tienen en Palacio Nacional y la información que amenaza con revelar el presidente, sostiene que detrás de esas organizaciones hay un grupo de empresarios y políticos, algunos de ellos afectados por la cancelación de Texcoco, que han sido asesorado incluso por algunos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el diseño y la presentación de los amparos que han encontrado los puntos legales y los argumentaciones jurídicas exactas para obtener las suspensiones definitivas, dos de las cuales fueron otorgadas ayer mismo por el Juzgado Octavo de Distrito del Estado de México.

En la información que manejan en la oficina presidencial sobre el tema, esos grupos y personajes económicos y políticos, como saben que en el Congreso era imposible promover algún tipo de acción sobre el tema de los aeropuertos, tanto el de Santa Lucía como el de Texcoco, porque jamás lo permitiría la mayoría de Morena, “decidieron refugiarse en la Suprema Corte” y buscaron el apoyo de ministros que son adversos a la 4T para que los asesoraran sobre cómo obtener el apoyo de los jueces y magistrados del Poder Judicial en este tema”.

Lo que no está claro es si el presidente tiene pruebas fehacientes para imputar públicamente a esos empresarios, políticos y hasta ministros de la Corte que, según la información de inteligencia que tienen en Palacio Nacional, estarían detrás de las estrategia jurídica para impedir la construcción de Santa Lucía y obligar a una reanudación de los trabajos cancelados del NAIM en Texcoco. Si el presidente, como ha amenazado ya en dos ocasiones desde su conferencia de prensa matutina, está dispuesto a revelar nombres, tendrá que ser claro y contundente en las acusaciones que formule porque de lo contrario, si en su enojo lanza señalamientos públicos en contra de personajes a los que ya de entrada etiquetó como “corruptos”, la impecable estrategia judicial que esos grupos han seguido hasta ahora podría ya no sólo referirse a amparos, sino también a demandas por difamación o daño moral en contra de su gobierno.

Veremos si el presidente sigue adelante con sus amagos de “desenmascarar a los corruptos” que están torpedeando con amparos a su proyecto aeroportuario y que pretenderían, en la visión lopezobradorista, imponerle la continuación de una obra como la de Texcoco que, para un sector de la sociedad y de los inversionistas nacionales e internacionales, ha sido “el peor error de AMLO”, aunque para él representó una decisión fundacional y fundamental de su Cuarta Transformación, una bandera política que le redituó  mucho con sus millones de seguidores y hasta un asunto de convicción en su lucha contra la corrupción.

No sería la primera vez que López Obrador se enfrenta a decisiones de los jueces que buscan frenarlo; ya lo hizo como jefe de Gobierno del DF al ir en contra del desafuero, y entonces logró salir airoso y fortalecido ¿lo hará ahora contra los amparos para frenar Santa Lucía? Y si lo hace ¿saldrá también fortalecido ahora que ya es presidente?
 
NOTAS INDISCRETAS…Ante la cuestionable “consulta a mano alzada” con la que el presidente decidió cancelar la obra del Metrobús en la Laguna, que beneficiaría a las ciudades de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo, el gobernador duranguense, José Rosas Aispuro, no se quiso quedar callado y acusó que “al presidente López Obrador lo engañaron porque le llevaron al acto gente que ni siquiera es de la Laguna”. El mandatario lamentó la decisión precipitada de cancelar una obra que beneficiaría a los habitantes de esta zona conurbada y que ha sido un reclamo añejo de contar con un sistema de transporte colectivo articulado y menos contaminante, y sugirió que detrás del engaño al mandatario estuvieron los intereses de grupos políticos y económicos ligados a Morena y a organizaciones de transportistas que boicotearon el Metrobús porque afectaría sus negocios de transporte privado que hoy prestan en las tres ciudades conurbadas de Coahuila y Durango. Y para ponerle nombre y apellido a lo que el panista Rosas Aispuro de plano llamó una celada, acusó directamente a la alcaldesa electa de Gómez Palacio, la morenista Marina Vitela, como una de las que llevaron grupos al evento del fin de semana, no sólo para abucherlo a él en su intervención, sino también para “engañar al presidente” y presionarlo a una consulta precipitada y sin validez. ¿Será que el presidente es tan ingenuo para dejarse engañar por una alcaldesa electa de su partido, o será que López Obrador quería reasignar los 450 millones de pesos que el gobierno federal iba a aportar a un proyecto como el del Metrobús, que incluso él apoyó desde su campaña?...Se lanzan los dados. Escalera doble. Mejora el tiro.
 

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.