Se encuentra usted aquí

En Jalisco la realidad supera a la ficción

01/10/2018
04:41
-A +A

Al principio todo parecía como si estuvieran filmando una serie de terror para una plataforma de televisión, donde la historia principal trataba que había tantos muertos en una ciudad por la inseguridad y la violencia que ya habían llenado todos los panteones, todas las fosas, y todas las criptas de la entidad y no tenían ni un lugar más en dónde enterrar, por lo que un día el servicio médico forense se llenó tanto, tanto, que reventó, y sin más preocupación las autoridades de justicia entraron en acción y metieron los cadáveres a un tráiler con refrigeración y los pusieron a peregrinar por toda la ciudad conviviendo entre la comunidad causando el terror y la indignación de toda la población, pero la historia de televisión no terminó y continuó con más horror, cuando nos dimos cuenta que nada fue ficción y que todo lo que dijo la prensa y la televisión fue superior a la imaginación, por lo que una vez más podemos decir que en México la realidad superó a la ficción, y esta triste realidad la publicó toda la prensa mundial informando el dantesco peregrinar de cientos de cadáveres por toda la ciudad.

Y fue tanto el esmero por superar la ficción que hasta rebasaron la cosmovisión rulfiana de su fantástico mundo de terror; según JJ Arreola platicó que una vez su colega le contó: ¿sabes que en tu pueblo están desenterrando los cadáveres? –en su pueblo Zapotlán ubicado en Jalisco– Por unas ordenanzas municipales o por una búsqueda de tesoros, o qué se yo, les ha dado por desenterrar muertos y allí los apilan sobre las calles”, Arreola nunca se enteró si lo decía con verdad o con ficción, pero nunca creyó que los muertos los dejaban acostados como gente dormida conviviendo con la población como está sucediendo el día de hoy.

¿En qué parte del mundo puede suceder esto, donde la autoridad haga los cuentos realidad? ¿En qué país del mundo las autoridades no distinguen entre la ficción y la realidad, entre un ser vivo y uno muerto? Sabemos que desde hace mucho perdieron la capacidad de razonar, pero ¿en qué momento perdieron la noción de la realidad?

La noticia le dio la vuelta al mundo y la ciudad de Guadalajara apareció en las primeras planas de la prensa mundial, el New York Times lo describió como “un viaje misterioso de un tráiler lleno de cadáveres sin rumbo”, la prensa de Alemania y Reino Unido hablaron sobre la violencia desbordada en la entidad, y el Clarín de Argentina señaló que “el macabro episodio sería digno de una novela de humor negro”, los matutinos internacionales no sabían si se trataba de una información que hacía referencia a la conmemoración del 2 de noviembre próximo en que se celebra la tradicional fiesta del día de los muertos con un desfile de cadáveres ficticios que pasean por las calles, o si realmente era una noticia escalofriante que no daban crédito de su realidad.

Es inconcebible que un gobierno estatal ponga a convivir a los vivos con los muertos en las calles de la ciudad, y no se den cuenta sino hasta que la prensa lo anuncia y la indignación estalla a nivel internacional, pero esto sólo pasa en Jalisco, donde no pasa nada, donde existe un estado fallido y un gobierno rebasado ante las necesidades de la sociedad, donde reina un virrey que nunca gobernó y que jamás escuchó la mínima razón de ningún colaborador, donde reinó con su magnánima soberbia pareciendo también un personaje de ficción.

Pobre del Estado y de la población esperemos que con el próximo cambio de gobierno les vaya mejor.
 

Escritor y analista internacional
 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN