Se encuentra usted aquí

Recuerdo de un monumento que ya no está

22/09/2017
01:57
-A +A

Uno de los monumentos más significativos de esta ciudad herida era el Monumento a la Madre. El temblor que nos azota lo derrumbó el pasado 19 de septiembre. La fotografía cobra relevancia cuando es capaz de preservar la imagen de lo que existió y ya no está.

El 4 de junio de 1989, para uno de los retratos que me encargó don Manuel Álvarez Bravo de los miembros de la Academia de Artes, cité al académico de número, maestro Luis Ortiz Monasterio en el Monumento a la Madre, obra de su autoría, con clara influencia arquitectónica del estilo art decó. A pesar, entonces, de su ya avanzada edad, llegó puntual al encuentro fotográfico y logré una secuencia desde varios puntos de vista de él con su escultura.

Salvador Elizondo escribe Cuaderno de Diario número 63, páginas 188 y 189

Domingo 4. VI. 89.— Paulina se fue a tomar fotos del escultor Ortiz Monasterio, autor interesante del que ya casi nadie se acuerda.

Más tarde.— Buen día. Fuimos a comer al Centro y luego a la Ópera en Bellas Artes. Ponían Hänsel y Gretel. Fue absolutamente delicioso. Pocas veces en la vida he gozado tanto una ópera. Y he gozado mucho en la ópera. Está muy bien puesta, dirigida y cantada. Me gustó mucho la mezzo que hace de Hänsel, una chaparrita con bonitas piernas en el pantaloncito tirolés. Se llama María Encarnación Vázquez. Muy buena.

Hubo una gran matanza de estudiantes en China. Acabo de ver el programa de O.P.

Está bien. Sigo pensando en H. und G. Pocos días de música he tenido tan agradables como el de hoy. Nos sentamos cerca de donde nos sentábamos cuando era chico. Dentro de veinticinco años mis hijas estarán llegando a la edad que yo tengo ahora. Instauraciones de poca madre. (sic)

***En la foto: El Monumento a la Madre, hoy caído, y su autor, el escultor Luis Ortiz Monasterio en 1989.

Paulina Lavista nació en la Ciudad de México en 1945. Documentalista, investigadora y fotógrafa.

Comentarios