No más vacas gordas

Paulina Benavente

Los tiempos han cambiado, el Club América ya no es el mismo. La crisis los alcanzó, el presupuesto disminuyó, los despilfarros pasados en eso quedaron: en el pasado

No hace muchos años, el América era el equipo que mayor cantidad de dinero gastaba en refuerzos. Al término de cada torneo, sus aficionados esperaban noticias sobre quién sería el nuevo jugador azulcrema. La expectativa sobre la cantidad de dinero que los de Coapa desembolsarían era “la noticia”. En aquellos tiempos, no existía otro miembro del futbol mexicano que se atreviera a sacar hasta el dinero que tenía debajo del colchón, con tal de no escatimar y realizar la contratación más costosa.

Los tiempos han cambiado, el Club América ya no es el mismo. La crisis los alcanzó, el presupuesto disminuyó, los despilfarros pasados en eso quedaron: en el pasado. El Clausura 2018 está a la vuelta de la esquina y mientras la afición ansiosa espera algún nombre interesante, un jugador importante, una contratación con la que pueda competir directamente con los equipos del norte, en El Nido no pasa nada.

Los rumores han sido muchos. Las últimas semanas han salido a la luz nombres de posibles nuevos integrantes de las Águilas. Miguel Herrera no ha confirmado a ninguno de ellos. Parecería que, a una semana de comenzar el torneo, no hay prisa por realizar contrataciones, pero tampoco hay dinero.

La época de vacas gordas queda atrás. El último fichaje millonario realizado fue el de Darwin Quintero. La inversión por el delantero, en 2015, les generó 21 goles en distintos torneos ¿Valió la pena?

El negocio no le ha funcionado al América, los jugadores que han llegado en los últimos torneos no han dado lo que la afición espera. El dinero invertido no se ha convertido en títulos, los campeonatos no se ven cercanos, el actual plantel americanista no compite al nivel deseado por sus seguidores.

Miguel Herrera ha respondido a los americanistas: los refuerzos vienen, presupuesto hay, no tan alto como antaño. Están buscando en el extranjero, han optado por invertir menos y tener menos figuras para buscar fortalecer al equipo y sí tienen prisa por contratar. El tiempo lo tienen encima, el Clausura 2018 está por arrancar. La planeación no ha funcionado, las negociaciones han entorpecido el arreglo con los futuros azulcremas. América, con el menor presupuesto en muchos años, quiere competir de tú a tú con quienes les han arrebatado su lugar, el de un grande del futbol nacional.  

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios