Se encuentra usted aquí

Mediocridad corregida y aumentada

¿Quién podrá decirle al presidente de la FMN que asuma su responsabilidad para saber qué pasará con la natación de México?
Mediocridad corregida y aumentada
08/02/2019
00:49
-A +A

Los nadadores de nuestro país continúan con la incertidumbre respecto a qué ocurrirá con los selectivos en este año y, en verdad, se ha convertido en un desgaste mental y hasta físico, por los problemas de organización que existen.

Después de una semana larga, en la que tuve la oportunidad de observar las competencias de algunos nadadores mexicanos que militan en universidades de Estados Unidos y que fueron de los máximos ganadores de medallas en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, fui a hacer un recorrido a Cananea, Sonora, en donde tenemos una sucursal, y a pesar de que parecía me desconectaría por unos días, no dejaron de llegar mensajes de incertidumbre por parte de los atletas nacionales, quienes no saben cómo y bajo qué condiciones realizarán el selectivo para los Juegos Panamericanos de Lima 2019, el famoso Grand Prix juvenil para su Mundial y el resto del calendario de eventos que la Comisión Técnica —de la que aclaro, no soy parte—, desaparecida por la Federación Mexicana de Natación  (Kiril Todorov), dejó por escrito.

Este tipo de actitudes es para que la gente se dé cuenta claramente que este organismo no tiene ni idea del daño tan grande que le hace al deportista, que no tiene forma de prepararse, porque simple y sencillamente no tiene las fechas exactas en las que va a competir, no tiene claramente qué objetivos persigue y no puede desarrollar un plan de trabajo.

Es una tristeza que al hablar con algunos de los nadadores que representaron dignamente a nuestro país en Barranquilla y estudian en el extranjero, solamente escuche súplicas en las que esperan que ojalá ya les digan cuándo se llevarán a cabo los eventos del calendario de la natación de México. No programar o dar a conocer algo que ya está establecido, o dejar  claro lo que pasará con esta disciplina, no es más que un retroceso abismal.

Por ejemplo, a estas alturas del año, en otros países como Estados Unidos, Brasil o Canadá, ya saben quiénes van a asistir a los Panamericanos. Es triste que los programas de la federación estén hechos sobre las rodillas y los nadadores deban estar esperando para saber cuándo tendrán sus eventos.

Sé que existe un calendario, pero no los parámetros de selección, las convocatorias, las sedes y, si las hay, las cambian de la noche a la mañana, de un plumazo, como parece hacerse todo hoy en día en este organismo. Es impresionante el poco profesionalismo. 

¿Quién podrá decirle al presidente de la FMN que asuma su responsabilidad para saber qué pasará con la natación de México? Esto no solamente le interesa a los seleccionados, sino a toda la comunidad de la natación del país, que al no saber ni siquiera dónde va a competir, comienza a tener un desgaste totalmente innecesario.

Ojalá que las máximas autoridades del deporte en el país se den cuenta de lo que ocurre, no de ahorita, sino de hace ya semanas de incertidumbre, que golpea fuerte a quienes deberían ser los más importantes para la federación: los nadadores. 

[email protected]