Tengo dudas del proyecto

Miguel Gurwitz

Así la nueva apuesta universitaria y sólo el tiempo dirá, pero repito, tener dudas al respecto es perfectamente válido

Han sido tantos y tan variados los proyectos de relanzamiento en Pumas, que poner signos de interrogación es perfectamente válido a este nuevo intento.

Desde volver a las raíces, apostar todo por el resurgimiento de la cantera hasta gastar cada peso que quepa en la cartera, de todo han hecho. 

Después de tremendo fracaso deportivo, el cuadro universitario vuelve a apostar por las contrataciones, que no llamaría refuerzos hasta demostrar que lo son, ya que si acudimos a la historia reciente de elección de jugadores en Pumas, veremos más desatinos que otra cosa.

Entre los que llegan están Raúl Gudiño, un muy buen portero que aún tienen mucho por delante. La contratación es buena, sin duda, lo que ciertamente está fuera de lugar es que Pumas acuda a terceros para hacerse de un portero de calidad, y en este tema está incluido el otro problema universitario: la identidad.

Históricamente sobraba talento en la Cantera para esta posición. Si hacemos memoria encontraremos porteros  “hechos en CU”  de alta calidad y de prolongada trayectoria, y si actualmente no hay nadie que tenga la capacidad suficiente para pelar por el puesto, quiere decir que algo no está funcionando; y dicho sea de paso que Alfredo Saldívar  no me parece un mal portero en lo absoluto, le falta tiempo y compañeros en la defensa más capaces.

Las grandes proezas universitarias se lograron gracias a tres factores fundamentales: producción de talento en fuerzas básicas, continuidad y extraordinarios refuerzos extranjeros, hoy, poco o nada de esto.

Así la nueva apuesta universitaria y sólo el tiempo dirá, pero repito, tener dudas al respecto es perfectamente válido.  

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios