Libertad de reunión

Martí Batres

Los acontecimientos ocurridos recientemente en Coyoacán no son sino la manifestación más visible, de un proceso de lamentable pero intenso, retroceso en la Ciudad de México.

La otrora presumida Ciudad de avanzada, de vanguardia, no es ahora sino el escenario en el que se reproducen las prácticas autoritarias que impiden el ejercicio de los derechos políticos y ciudadanos.

De manera particular, el derecho de reunión se ha visto limitado, coartado, cercenado, cuando no francamente desaparecido en algunas zonas de la Ciudad.

A lo largo de la presente administración se instaló en los gobiernos delegacionales del partido gobernante en la Ciudad la política de negar el uso de los espacios públicos a los ciudadanos que no pertenecen a su fuerza política.

Así, solicitudes ciudadanas para realizar eventos culturales, deportivos, cívicos, festivos o políticos han sido ignoradas o de plano rechazadas por los gobiernos delegacionales oficialistas.

Ejemplos sobran:

El 11 de abril de 2015 en Gustavo A. Madero, el 20 de febrero de 2016 en Venustiano Carranza; el 3 de abril de 2016 en Gustavo A. Madero, el 5 de mayo de 2016 Bertha Luján fue agredida en Santo Domingo, Coyoacán; el 22 de marzo de 2017 en Coyoacán; el 7 de julio de 2017 en Iztapalapa; el 16 de julio de 2017 en Iztacalco; el 27 de julio de 2017 en Gustavo A. Madero; el 15 de diciembre de 2017 en Coyoacán.

Esta conducta contraria a Ley, lejos de ser combatida, ha sido reforzada desde el gobierno central. Recordemos que la autoridad negó el uso del Zócalo a Morena para la realización de un mitin en apoyo a los maestros.

De esta manera, en un ambiente que recuerda los usos políticos del régimen de los años 60 y 70 del siglo pasado, llegamos a la contienda del 2018 en la Ciudad.

No deja de ser paradójico que Morena no tenga mayor dificultad para el uso de plazas cívicas en los estados de la República, pero no haya podido ocupar nunca la explanada de la delegación Gustavo A. Madero, por poner un ejemplo.

Los acontecimientos de la semana pasada son relevantes en un doble sentido.

Por un lado, constituyen un fuerte llamado de atencion para el gobierno de la Ciudad, que tiene la obligacion de garantizar la seguridad y el ejercicio de los derechos de los ciudadanos.

Por otra parte, nos llevan a reflexionar sobre la urgente necesidad de rescatar la Ciudad de México, para que vuelva a ser un ejemplo de libertades.

Presidente de Morena en la CDMX

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios