Caravaggio. Una obra, un legado

María Cristina García Cepeda

Estamos aquí reunidos para inaugurar con ustedes una exposición que nos acerca a uno de los creadores icónicos del arte universal.

Michelangelo Merisi, Caravaggio, artista pasional, que hizo del claroscuro la perfección pictórica y el sello de su vida personal, una vida que fue en sí misma un relato de aventuras.

Recibimos en el Museo Nacional de Arte una de las piezas maestras de Caravaggio, La Buenaventura, un cuadro que modificó de diversas maneras el curso de la pintura, por su temática y por su propuesta estética, y que México recibe gracias a la generosidad y confianza de los Museos Capitolinos de Roma. Junto a este óleo cardinal de Caravaggio, el público admirará piezas de otros pintores influenciados por el maestro italiano, cuyas obras permiten un diálogo artístico, un horizonte de diversidad en los trazos de El Españoleto, de Zurbarán o de Sebastián López de Arteaga, así como de los artistas novohispanos Cristóbal de Villalpando y José Juárez, entre otros.

También nos ofrece la posibilidad de observar y conocer de un modo novedoso y detallado las pinturas del artista italiano. En esta propuesta el MUNAL abre una invitación especial al público, en la que juega un papel esencial la percepción sensorial de la obra de Caravaggio, con el uso de la tecnología.

The Caravaggio Experience, obra de los creadores de The Fake Factory, propone que el recorrido, además de fluir entre las proyecciones de sus célebres pinturas, esté acompañado por la música intimista y enigmática de Stefano Saletti, y por los aromas de la Oficina del Perfume de la Farmacia de Santa María Novella.

Adentrarnos en la obra de Caravaggio en esta experiencia sensorial, nos muestra que la pintura ha existido en el espacio, pero es también un suceso en el tiempo, una vivencia única, un acontecimiento que invade los sentidos.

El arte es permanente transformación y la tecnología es, en el siglo XXI, una herramienta de difusión que propicia un cambio cualitativo en las formas de apropiación y de creación artística.

La Secretaría de Cultura agradece a los Museos Capitolinos la presencia de Caravaggio en México, al permitir la exhibición fuera de sus históricas salas de un tesoro del arte universal. Reafirmamos el compromiso de fortalecer los puentes de nuestro diálogo artístico con el mundo.

A Enel Green Power México, por su contribución para hacer posible esta muestra, y al Patronato del Museo Nacional de Arte, que de manera entusiasta y solidaria apoya las iniciativas de este recinto museístico que nos ha entregado muestras artísticas de excelencia.

Esta muestra es fruto de la suma de voluntades y del trabajo transversal que impulsa la Secretaría de Cultura, y en el que participan los Museos de San Carlos y Franz Mayer; así como los coleccionistas particulares que han aportado obras para enriquecer la exposición. Mi reconocimiento al Instituto Italiano de Cultura, por su compromiso y decidida colaboración.

A nombre de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República invito al público a vivir la obra de Caravaggio con todos los sentidos. El genio del arte barroco está cerca de nuestros ojos, para compartir la universalidad del arte, la profundidad creativa del ser humano.

*Palabras de María Cristina García Cepeda, secretaria de cultura, leídas durante la inauguración de la exposición Caravaggio. Una obra, un legado, en el Museo Nacional de Arte.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios