La CNTE y los ineptos

Luis Cárdenas

“Una deuda histórica sabe como chocolate, del propio, ese de las famosas cucharadas”.

Exigen el pago de seis mil millones de pesos, argumentan que es la deuda histórica con el magisterio michoacano, no les importa provocar una pérdida calculada en mil millones de pesos diarios, poner en jaque la economía nacional o echarse encima a gran parte de la sociedad que, de todas formas, jamás ha confiado en ellos. Hoy, están envalentonados, sobrados hasta desbordar arrogancia, se saben cobijados por la 4T, la bendición del ganso posa sobre la causa.

El conflicto magisterial de Michoacán, que ya comienza a contagiarse en Oaxaca, Chiapas y muy pronto en la CDMX, lleva consigo una trama perversa, curiosamente, por maquiavélica e inepta al mismo tiempo.

El Gobierno de la República no se asume como gobierno, tiene la oposición grabada en su ADN, está urgido de enemigos, de adversarios para sus manotazos y sus pataletas sistemáticas, está urgido de venganzas, aunque las mismas resulten en un balazo en el pie (o en diez).

El discurso construido en torno al bloqueo que mantiene la CNTE en Michoacán parte de la construcción maniquea de un enemigo y dos bandos: primero, el malo, un Silvano Aureoles, gobernador de bajísima popularidad y ego de campeonato; luego el pueblo bueno agraviado por el villano, actuado por la CNTE y, al final, el gobierno bueno que todo lo puede, con el primer histrión de la 4T.

La CNTE mantiene un bloqueo económico al país, obligada por las circunstancias a las que Aureoles orilló la situación; el gobierno federal intenta destrabar el problema con mil millones de pesos pero los maestros aprovechan para exigir más y más y más a cambio, solamente, de una concesión discursiva: el gobierno federal está con nosotros, con el pueblo bueno, y el malo se llama Silvano.

Para los guionistas, el resultado será un villano vapuleado por la sociedad y una futura entidad morena que se agregará al catálogo de inmenso poder que ejerce la Cuarta, abrirán la cartera y anotarán lo erogado en la cuenta del gobernador, ahorcarán poquito a poquito, faltarán recursos para salud, para seguridad, para limpiar las calles, para cuidar los parques, para todo.

Desestabilizar de a poquito para llegar con la solución mágica, maravillosa y regeneradora en el 2021… ¿los michoacanos?, ¿la economía?, ¿la estabilidad?, esos cuestionamientos tecnócratas.

Sí, la 4T ha descubierto el poder de la cartera… abrirla resuelve muchas cosas, el problema es cuando la quieres cerrar.

De Colofón.- No es el imperialismo yanqui. Es la economía, ¡estúpido!

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios