Suscríbete

Clásicos maravillosos del "doo wop"

José Xavier Návar

¿Quién dice que los milagros no ocurren? Algunos se aparecen por obra, gracia e iniciativa de algunos emprendedores de las malas buenas artes de la repetición instantánea de Jesús Carranza, donde Los Beatles bien colgados señalan el camino a la recompensa auditiva. También son culpables de que muchos amantes de los carísimos y cotizados vinilos de Doo Wop hayan emergido en cinco compactos (Group Harmony Bomshells) recopilatorios editados en los 90, que recogen el mejor muestrario del Doo Wop, para conocedores y recién iniciados.

Dos rubias despampanantes y una morena, en el mejor estilo Pin Up, con un concepto en donde sólo cambia el color de las portadas de la época (50 y 60) invitan a oír esta serie de 105 tracks escogidos con la crema de este género vocal basado en el rhythm & blues, góspel y jazz del que se nutrió en su momento el inconfundible sonido vocal del Doo Wop, que nació en el medio Oeste de EU.

Esta majestuosa selección de temas que fueron y siguen siendo verdaderos bombazos de armonías vocales, evidencian el buen gusto musical y la influencia que retomó en su momento Dion, con Los Belmonts; The Platters, The Crest; el propio Elvis Presley y Frank Zappa, por citar sólo las puntas de estos icebergs musicales.

Las raíces de estas increíbles versiones de puestas al día con registro de 1996 por Wing Ding Productions, reúne conceptos vocales solistas y grupales, de primera línea histórica como los formados por Superiors, Wonders, Metrotones, Dundees, Berlin Perry and The Gleams, Los Pollos, Ronnie Cates, Individuals, Tones, Roy Perkins, Cheerios, Kites, Shelly Dupon & The Calendars, Shantons, Elements, Masters, Little Sammy, Elgins, Avons, Preludes, Emeralds, Enchanters, Ravens, Fours Sounds, Ricardos, Squires, Plants, Goldtones… y la lista sigue y sigue.

La cresta como estilo vocal del Doo Woop la ubican los especialistas en 1948 con dos temas representativos: “It’s Too Soon to Know”, de The Orioles y “On lover’s island”, de los Blue Jays. Más tarde el crossover al que mucho contribuyeron los grupos hispanos y latinos, potencializaron el ritmo gracias a melodías de Frankie Lymon & The Teenagers, Five Disc y Tine Weavers, en exitosos formatos de sonido grupal y a capela.

Los cinco volúmenes que alcanzan precios astronómicos en diferentes plataformas digitales de venta, también se consiguen por la vía de la alternatividad a precios milagrosos, en forma individual y en paquete, remasterizados y toda la cosa, en donde no hay cabida para la descarga digital de este concepto a todas luces coleccionable en formato físico, como debe ser. Las gracias se le deben de dar a los que dominan el mercado beatle alternativo con nombres clave como: “Rubén”, “Griselda”, “J.L. Mondragón”… que son los amos del progre, nostalgia sesentera con bonus, metal hunter, dream-pop y muchas tendencias sorpresivas como estos cinco grosores de Group Harmony Bomshells que no tienen abuela.

Esta muestra de confianza musical es de los creadores de los más de 25 mini LP Dión (con y sin Los Belmonts), los innumerables de “ya perdí la cuenta” de Frank Zappa; los inimaginables de Doors, Rolling Stones, Elvis, Yardbirds, Kinks, Jimi Hendrix, Alice Cooper, Dr. Hook, Thin Lizzy, Love Affair, Human Beinz y muchos más que cotizan en la bolsa de valores musicales al tipo de cambio del dólar hoy en día de uno por disco.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios