Se encuentra usted aquí

Matar reporteros sale barato

21/12/2017
02:01
-A +A

“Al buen periodismo le hace falta sociedad que lo acompañe”. Javier Valdez (asesinado en mayo pasado).

De nada le sirvió al reportero Gumaro Pérez Aguilando haberse acogido al programa estatal de protección a periodistas. Fue asesinado a la vista de todos, en el interior de una primaria, en Acayucan, Veracruz, donde presenciaba el festival navideño en el que participaba su hijo.

La Fiscalía del Estado enfatiza que el colega muerto no tenía actualmente actividad informativa; revela la probable participación de la víctima con el Cártel del Golfo. La indagatoria avanza a toda velocidad debido a la urgencia detonada por el impacto negativo que representa para al gobierno de Miguel Ángel Yunes la ejecución de otro informador.

Consta que Gumaro Pérez Aguilando sí ejercía como reportero eventual de nota roja, era director del modesto portal La Voz del Sur, fundado por él, colaborador en varios medios regionales y también se desempeñaba como empleado en el área de comunicación municipal.

Los sicarios que lo mataron lo hicieron con plena certeza de que su misión sería sencilla de ejecutar y quedaría impune, al menos hasta el momento.

Como macabra coincidencia, la ejecución de Pérez Aguilando ocurrió el mismo día en que Reporteros Sin Fronteras declaraba a México como el país sin guerra más peligroso para los comunicadores.

También Jan Jarab, representante de la oficina de Derechos Humanos de la ONU en México atiza la hoguera para condenar el crimen: “Este otro asesinato confirma un año terrible para la libertad de expresión y, en particular, profundamente trágico para el estado de Veracruz, donde a pesar de existir un programa específico para prevenir ataques contra periodistas desde 2015, las agresiones y asesinatos continúan”.

Como sea, la alarma disparada no es para menos.

Hasta hoy, 21 de diciembre, 12 trabajadores de los medios de comunicación han sido ultimados este año en distintos puntos del mapa nacional, de ellos, cuatro perdieron la vida en territorio veracruzano; uno de cada cuatro crímenes contra periodistas se comete en ese estado, de acuerdo con cifras de la organización internacional Artículo 19, que defiende la libertad de expresión y el derecho a la información.

El drama no es nuevo. Van 39 informadores muertos en este sexenio.

Durante el gobierno de Javier Duarte, fueron 17 los reporteros asesinados en una entidad sumida en el caos y la corrupción. Parecía haber suficientes razones para pensar que el cáncer de la violencia y la impunidad se anidaba en la administración estatal, pero Duarte se fue hace un año y el promedio de periodistas muertos en los últimos doce meses ha empeorado. Le repito, van 4 con el gobernador Yunes, quien no ha hecho algo para frenar las agresiones, gestadas en el crimen organizado y en la corrupción de policías estatales y municipales… y si se ha hecho un esfuerzo, simplemente ha fracasado.

Por eso la urgencia de aclararlo todo. No tanto por justicia, sino para evitar mayor desprestigio en tiempos electorales. No lo dude.

Es verdad que no conocemos el móvil ni los detalles del asesinato de Gumaro Pérez, aunque en este caso, por el apremio político, existe una altísima probabilidad de que este caso se resuelva sin opacidad o incapacidad cómplice de las autoridades responsables. Es decir, que se resuelva como nunca ocurre.

Pero mientras no se aclare el asesinato de Gumaro Pérez Aguilando la opinión pública seguirá convencida de que matar periodistas es como matar moscas y además sale barato.

EL MONJE NOTARIO: Este año, además de Gumaro Pérez Aguilando, fueron asesinados Javier Valdez Cárdenas, en Sinaloa; Miroslava Breach, en Chihuahua; Édgar Daniel Esqueda Castro, fotógrafo del diario digital  Vox Populi y del portal Infórmate San Luis, en San Luis Potosí; Cecilio Pineda, de La Voz de Tierra Caliente, en Guerrero; Ricardo Monlui Cabrera, de El Sol de Córdoba, Cándido Ríos Vázquez, corresponsal del Diario de Acayucan, y Edwin Rivera Paz, reportero independiente, en Veracruz; Luciano Rivera, conductor de CNR Noticias, de Playas de Rosarito, Baja California; Salvador Adame, director de Canal 4TV, de Nueva Italia, Michoacán; Filiberto Álvarez Landeros, locutor en Tlaquiltenango, Morelos, y Maximino Rodríguez Palacios, del portal Colectivo Pericú, Baja California Sur…

@JoseCardenas1 [email protected] www.josecardenas.com

Nací en la Ciudad de México. Estudié comunicación en la Universidad Iberoamericana (UIA).