Tri de mi corazón

Jorge León

La estrategia y manera de trabajar de Juan Carlos Osorio contempla también cualquier contratiempo y adversidad,

Estamos a escasos tres meses de que el Mundial Rusia 2018 inicie, y algo que tiene preocupados a directivos y aficionados en México, es la lista final de convocados; pero no hay por qué.
Hace unos días, el técnico de la Selección, Juan Carlos Osorio, dejó entrever que ya cuenta con la lista de jugadores que asistirá a disputar el Mundial; sin embargo quedan partidos amistosos, en los que algunos buscan llenarle el ojo al técnico.

La lista no es definitiva, pero de ahí saldrá la mayoría de convocados, o al menos eso se espera.

Hay  jugadores que quedaron fuera en este pequeño proceso por diversos motivos, tal es el caso de Gio dos Santos, quien sufre una grave lesión (no olvidemos que fue considerado por la MLS como el jugador más sobrevalorado de aquella liga) y del eterno capitán Rafa Márquez, que por asuntos legales en Estados Unidos no fue considerado. Quizás puede decirse que son los únicos descartados.

Otros jugadores tendrán minutos en los próximos partidos amistosos ante Islandia y Croacia como Marco Fabián, que regresa a la actividad después de su cirugía de espalda, y Alfredo Talavera, quien volvió en la jornada 7 a la Liga MX al superar su lesión.

Fiel a su manera de trabajar, Osorio dijo que busca dos o tres plurifuncionales; ya que un jugador que puede desenvolverse en dos o tres posiciones, tendrá mayores posibilidades de incluirse en la lista final.

Jugadores tales como, Rodolfo Cota; Jesús Molina, Rodolfo Pizarro, Jorge Hernández y Jürgen Damm; Oribe Peralta y Álan Pulido, podrían ser los elegidos.

Lo único que en particular me pone nervioso, es no saber en qué posición jugará cada uno; pues como sabemos, muy pocos de ellos han podido desenvolverse en su posición natural; sin embargo Osorio, puede decirse, que ha tenido la tan anhelada “continuidad” hecho que le asiste y que sin duda le ha ayudado a despejar dudas que una selección en progreso tiene que resolver y que le inquietan a un técnico.

Esta estrategia y manera de trabajar de Juan Carlos Osorio contempla también cualquier contratiempo y adversidad, pues será mucho más sencillo y sobre todo efectivo realizar cambios, suplir posiciones, mostrar diversos estilos de juego, variantes en ataque y defensa, y decisiones que se tomarán con mucha conciencia y de acuerdo al desenvolvimiento de cada encuentro. 

Quizá este estilo de trabajo ahora nos parece extraño, pero sin duda ha puesto a competir a jugadores que ya se consideraban inamovibles. Los resultados, estamos seguros se reflejarán de manera positiva, en la calidad de juego en conjunto, en el marcador y sin duda en los puntos que se obtengan en la primera ronda, luchado siempre la calificación y la trascendencia.  

@abogadopateador

Comentarios