Se encuentra usted aquí

La reinserción social como factor en contra del delito

17/07/2019
01:24
-A +A

La legislación internacional en materia de niñez y adolescencia derivada de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1990, propuso que las sanciones aplicadas a los adolescentes en conflicto con la ley no fueran privativas de la libertad, sino más bien de carácter socioeducativas con el fin de permitir que esta población que se encuentra en proceso de formación, culmine de la mejor manera su socialización.

En este sentido y por esta razón la reinserción social se convirtió en una de las mejores alternativas para que aquellos jóvenes que se encuentran en conflicto con la ley no continúen realizando actos delictivos. La reinserción debe ser una acción educativa, integral y focalizada que tiene como principal objetivo hacer al sujeto consciente de sus acciones, es un proceso de aprendizaje y de vinculación funcional entre el adolescente y su entorno favoreciendo principalmente su capacitación laboral para obtener una optimización de sus cualidades positivas.

¿Por qué es importante? En Reintegra, tras 35 años de labor, hemos detectado que es crucial porque reincorporar a un joven que ha cometido actos delictivos a temprana edad es más viable que a un adulto que ha cometido varios y que son de mayor impacto para la sociedad. Nuestro programa de reinserción social tiene como eje central que los adolescentes que se encuentren marginados sean incluidos y reincorporados a su comunidad, lo cual implica un proceso de adaptación que impacta a por lo menos tres partes: al joven, su familia y la comunidad en la que se encuentra.

El panorama para los jóvenes en conflicto con la ley en México y otros países latinoamericanos es especialmente adverso porque al llegar a la edad adulta, incluso cuando terminan de cumplir su condena, regresan al entorno social que en la mayoría de los casos, fue el que propició y normalizó esas conductas y a ello se le suma la preocupación de que, a su regreso exista un ajuste de cuentas por parte de bandas o pandillas rivales e incluso a las que pertenecieron y con las cuales, pudieron mantener nexos aún en prisión.

La gran mayoría de los adolescentes que cumplen su sentencia socioeducativa en Reintegra tienen acceso a herramientas que los ayudan a optimizar su desarrollo social y laboral. Sin embargo, aún hay mucho trabajo que hacer pues la reinserción sigue siendo una opción que no es tan aceptada por el grueso de la población y que es considerada como un desperdicio de recursos, pero en
Reintegra sabemos que el cambio es posible, 96% de tasa sostenida de éxito nos respaldan.

Ahora, queremos que los mexicanos reflexionen en torno a la reinserción como una inversión que también los impacta a ellos porque esta forma de prevención del delito puede disminuir los incidentes que nos afectan el día a día. Los jóvenes son una de las partes más importantes para revertir el fenómeno de la violencia y el delito en México, por medio de procesos, recursos y personal especializado la reinserción social no sólo es posible, sino también exitosa.

Directora Ejecutiva de la Fundación Reintegra
 

Jimena Cándano
Estudió la licenciatura de Derecho en la Universidad Iberoamericana. Obtuvo el grado de Maestría en Administración Pública, Organización Comunitaria y Transformación Social en la Universidad de Nueva...