Quien vive sin disciplina, muere sin honor

Javier Vargas

Una mente disciplinada supone la firme determinación de prepararse sistemáticamente

El ajedrez es arte, juego, ciencia y deporte, todo a la vez. Por eso requiere estudio, método y disciplina.

Una mente disciplinada supone la firme determinación de prepararse sistemáticamente y mantener un control de los impulsos que apartan del propósito autoimpuesto.

Es fama de que los grandes maestros del tablero se esfuerzan por disciplinarse a sí mismos. El filósofo alemán Immanuel Kant (1724- 1804) definió la disciplina como, “construcción por la cual la tendencia a desviarse de ciertas reglas es controlada e incluso eliminada…

Toda cultura, todo arte que forma un adorno de la humanidad, así como el orden social más bello, son frutos de la insociabilidad que se esfuerza para disciplinarse a sí misma”. 

Es más, un proverbio irlandés concluye: “quien vive sin disciplina, muere sin honor”. 

@[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios