Se encuentra usted aquí

Croacia es un ejemplo

Seguramente será un gran partido, pero veremos si los tres encuentros con tiempo extra que jugaron los croatas, no llegan a pesar en el desempeño de sus futbolistas.
Croacia es un ejemplo
13/07/2018
00:40
-A +A

A tan sólo dos días de que conozcamos al nuevo campeón de la copa del mundo Rusia 2018, nos seguimos encontrando con sorpresas.

Croacia, un país que tiene 4.3 millones de habitantes y que declaró su independencia en octubre de 1991, está por primera vez en la final de un Mundial, a base de buen futbol y de manejar a la perfección su sistema. 

Algunos se preguntan qué pasa en nuestro país y por qué no podemos trascender de la misma manera, cuando cuatro años antes, la Selección Mexicana derrotó a esa misma escuadra croata, que en la semifinal contra Inglaterra jugó con siete elementos que participaron en aquel partido en el Mundial de Brasil contra el Tricolor.

Croacia llegó a este Mundial por medio de repechaje y con técnico nuevo, pero aquí lo que hay que aplaudir es la entrega y el convencimiento de cada uno de ellos por lograr hacer historia, porque para la mayoría de sus figuras esto no es nuevo, son futbolistas acostumbrados a jugar en los torneos más importantes de Europa y en este tipo de instancias.

Da gusto ver este tipo de sorpresas en una Copa del Mundo, pero me gustaría más poder ver al Tricolor llegando a estas instancias con la ilusión —que seguramente— tienen los croatas de poder hacer historia.

Aunque no todo parece ser alegría al interior del plantel croata en este momento, ya que su máxima estrella, Luka Modric, podría ir a la cárcel en los próximos días. El jugador del Real Madrid está implicado en un juicio por malversación de fondos junto al ex presidente de la federación croata de futbol y al club Dínamo de Zagreb. 

La corte de Osijek encontró un sospechoso cambio de versión, por lo que la teoría es que el futbolista recibió el 50 por ciento de transferencia de su pase sin declararlo. De resultar culpable, podría recibir hasta cinco años de prisión.

Por otro lado, la escuadra dirigida por Didier Deschamps va por su segundo título, después de haber levantado su primera Copa en el Mundial de Francia 1998.

Esto no es casualidad, Francia ha llegado a tres finales de las últimas seis y hoy es favorito ante los croatas, quienes estuvieron muy cerca de lograrlo en 1998, cuando quedaron por los franceses en aquella semifinal.

Seguramente será un gran partido, pero veremos si los tres encuentros con tiempo extra que jugaron los croatas, no llegan a pesar en el desempeño de sus futbolistas.

Y por último, me gustaría entender por qué en este país no podemos formar una selección que triunfe de la misma manera que los croatas y que deje los pretextos de lado para alcanzar un día la final. Terminemos de una vez por todas con esos sueños estúpidos y hagamos que se conviertan en realidad, porque ha quedado demostrado que no basta con imaginarse las cosas, si la calidad y el trabajo no van de la mano con lo que se quiere conseguir. Dejemos de ser una más del montón para convertirnos en uno de los favoritos  a llevarse el título. 

Comentarios