Suscríbete

Nadie quiere ir a Chivas

La actitud de José Luis Higuera no es de un directivo serio, las redes no son para ofrecer contratos

La pésima imagen directiva de años atrás debe lavarse de inmediato por parte de Amaury Vergara. Es inconcebible que jugadores que fueron desechados de equipos europeos no quieran saber del Guadalajara, como si fuera una maldición regresar a este equipo.

Primero fue Oswaldo Alanís, quien con razón, ni consideró la posibilidad de regresar a Chivas, cuando José Luis Higuera tuvo la desfachatez de publicar en Twitter que las puertas estaban abiertas para ir con ellos al Mundial de Clubes. Esa actitud fanfarrona no es de un directivo serio, las redes no son para ofrecer contratos, mucho menos cuando tuvieron un roce evidente meses atrás.

¿Por qué es mejor jugar en un equipo de segunda división de España que en Chivas? Simple, la gran diferencia entre el trato del dueño del Oviedo, Arturo Elías Ayub, y los empleados de Jorge Vergara. Ahora la labor de Alanís será demostrar su valía y convertirse en estandarte de un equipo que antes de ser tocado por grupo Carso, estaba a punto de la desaparición por deudas y un paupérrimo nivel deportivo. 

Hoy pelea el ascenso con equipos legendarios de España como el Deportivo la Coruña, Zaragoza, Osasuna y Málaga. El Oviedo no está en Primera desde 2001.

Marco Fabián, quien sigue sin equipo, es también una muestra de que no hay interés en el otrora club más deseado. Aquel lugar común de que no existe quien se le niegue a Chivas se fue a la basura gracias a muchos personajes que han pasado por sus oficinas. Qué lástima, hoy Marco Fabián podría encontrar un oásis y el Guadalajara un futbolista que le aportaría mucho a un raquítica plantilla. Tal vez Marco no quiera volver a ser engañando como le hicieron en Turquía y por eso ni por su cabeza pasa regresar a la querencia. 

La pregunta es: ¿cómo lavar la imagen para repatriar a las ex figuras del club? Pronto podrían hacerlo con Javier Hernández o Carlos Vela; esa debería ser una labor fundamental de Amaury y no dejar que nadie se meta en el tema, porque la incapacidad demostrada en los últimos años debe desaparecer. El hijo de Jorge Vergara ha demostrado ser un hombre íntegro, que combinado con el ser el verdadero dueño de Chivas, le ayudará concretar que estos futbolistas regresen a casa para un retiro con honores, al estilo Carlos Salcido.

Los fichajes cierran en una semana. Veremos qué pasa... 

 @gvlo2008
[email protected]

Comentarios