Amazon va por la Liga Premier

Gerardo Velázquez de Léon

Read in English
La televisión deportiva sigue evolucionando, no se estanca, y ahora vendrá una subasta para la adquisición de los derechos de explotación y transmisión de la liga inglesa, que pondrá a temblar a las televisoras restringidas, a sistemas que ya parecen arcaicos, cuando la tendencia es ver todo vía streaming.

La empresa estadounidense Amazon luchará por hacerse de los derechos de la Liga Premier.

En la última subasta que correspondió a la adjudicación de los derechos de transmisión para el periodo 2016-2019, en Reino Unido se pagaron las siguientes cantidades: SKY Sport TV, cinco mil 700 millones de dólares, por cinco de los siete paquetes a la venta, y BT Sports, mil 300 millones de dólares, por los dos restantes.

Amazon superará esos números y no solamente en Reino Unido; busca la adjudicación global, es decir, en todo el mundo, aunque en Estados Unidos NBC se adelantó y extendió su contrato hasta 2022.

Amazon fue fundada en 1995 por Jeffrey Bezos, en el estado de Washington, con la idea de vender libros por catálogo vía internet. Una simple idea, como una pizzería de libros, que tuvo tanto auge que hoy genera más de 135 mil millones de dólares al año, convirtiéndose en la tienda más grande y exitosa en el planeta. Desde un libro hasta un robot se compra ahí.

Con ese superávit, Amazon decidió lanzar hace algunos años su servicio de streaming Amazon Prime. Solamente en Estados Unidos cuenta con más de 80 millones de suscriptores y en algunos lugares, como Inglaterra, además de series y películas, ofrece canales en vivo, como Discovery, Eurosport y muchos más, con la gran ventaja de poder suscribirse y darse de baja cuando a uno se le pegue la gana, sin penalizaciones, sin instalación de cables y sin las trampas que hacen los cableros y servicios satelitales a sus clientes.

En el segundo semestre de 2017, Amazon incursionó con transmisiones en vivo —vía streaming— con la NFL, una especie de prueba piloto para saber si resultaría el experimento de ofrecer juegos en vivo fuera de una plataforma de televisión tradicional, algo similar a lo que hizo Twitter con la misma liga profesional meses antes. Amazon pagó 50 millones de dólares por 10 juegos de jueves por la noche y cobró a sus anunciantes 2.8 millones de dólares por 30 segundos. Sin dar aún los resultados de audiencia, trasciende que tuvieron mayor impacto que Twitter, el cual logró alcanzar 243 personas por minuto, una audiencia verdaderamente gigantesca.

El deporte en las pantallas ya no es igual. Los canales tradicionales se quedan atrás por los millones de dólares que pueden pagar estos servicios, que —además de ofrecer en vivo los juegos— pueden tener un almacenaje para ver cuando sea y a la hora que sea, algo que el aficionado agradece. Sin duda, la gran prueba para Amazon será la serie del Manchester City que está preparando para lanzar en el verano, por la cual pagó más de 13 millones de dólares y será un recorrido por el día a día del equipo dirigido por Pep Guardiola. Amazon, Netfilx, Twitter, Facebook, son los nuevos canales del deporte... y, si no, al tiempo.

@gvlo2008

[email protected]

 

Comentarios