El beisbol no debe ser por decreto

Salinas ha sido cauto en todo momento y en esta ocasión se  movió de manera inteligente

Lo que se ha movido en el beisbol de México en los últimos días es de llamar la atención. Para nadie es un secreto que el presidente Andrés Manuel López Obrador es un gran fanático de este deporte, el cual ha ocupado ya varias veces un espacio en su agenda y conferencias matutinas. En una de éstas, incluso, adelantó que los Rojos del Águila de Veracruz regresarían a la Liga Mexicana de Beisbol.

Escucharlo fue algo extraño y después de que las autoridades de la LMB se mantuvieron ajenas a oficializar lo anunciado por el Presidente, parecía más un decreto que una decisión de todas las partes involucradas. 

Vaya, el presidente de la LMB, Javier Salinas, por supuesto que sabía del interés del Gobierno de impulsar el regreso de la novena veracruzana, pero se mantuvo cauto en cuanto a la información para evitar que se pudiera manejar de mala manera, hasta no tener un panorama más claro. También la Liga Invernal Veracruzana insiste en el regreso del Águila.

Y ayer finalmente habló al respecto. Como se publica páginas más adelante en EL UNIVERSAL Deportes, el presidente de la Liga no podía asegurar el retorno del Águila, porque no podían tener una competencia en la que se quedaran con un número impar de equipos. Y todo tiene que ver con una cuestión de calendario, de competencia, de logística, no de un capricho.

Para poder lograrlo, quizá, hubieran tenido que activar otra franquicia o hacer que alguna de la Liga Mexicana del Pacífico jugara en el verano, tal y como ocurrió en la LMP, con los Sultanes de Monterrey, que participarán en la siguiente temporada del beisbol invernal, tras convertirse en la novena que acompañará el regreso de los Algodoneros de Guasave.

Salinas ha sido cauto en todo momento y en esta ocasión se  movió de manera inteligente. Es cierto que el beisbol tendrá, durante este sexenio, un apoyo importante, pero tampoco podía arriesgar el futuro y la competencia de la LMB, aceptando que se incorporara un equipo así porque sí. Claro que no le cierra la posibilidad a Veracruz, pero sería en un futuro cercano y con la necesidad de tener otro equipo con el que eviten tener problemas con el calendario.

Lo que también ha resultado extraño son las apariciones de la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara. Me explico: Desde el 11 de enero, cuando tomó oficialmente posesión del cargo ante la Junta Directiva de la SEP, sólo ha tenido cuatro actos oficiales; todos éstos de beisbol.

Primero fue el abanderamiento de la selección mexicana que participó en el torneo Pre Panamericano y que por cierto fracasó; después, en la presentación del Presidente en el parque de pelota Francisco Carranza, de Guasave, cuando se anunció el regreso de los Algodoneros. Luego estuvo en la ceremonia de premiación de los Charros de Jalisco, tras conseguir el campeonato de la LMP —aquí aprovechó para ver a algunos atletas y jugar golf—; y finalmente en el abanderamiento de esta misma novena para la Serie del Caribe. Puro beisbol. Ya se sabe que pareciera, ahora, el deporte nacional, pero ¿qué pasa con el programa a seguir para el deporte mexicano ahora que viene Lima 2019 y de cara a Tokio 2020, y los programas sociales? 

 @gvlo2008
[email protected]

Comentarios