Suscríbete

Lainez ilusiona con el Betis

Fernando Andere

Si ya volteábamos a ver al Real Betis pensando en Andrés Guardado, la llegada de Diego Laynez al cuadro andaluz, que dirige Quique Setién ha puesto en la mira no sólo a los mexicanos y nuestra avidez de referentes destacando en Europa, sino a los periodistas y la afición española y francesa

Si ya volteábamos a ver al Real Betis pensando en Andrés Guardado, la llegada de Diego Laynez al cuadro andaluz, que dirige Quique Setién ha puesto en la mira no sólo a los mexicanos y nuestra avidez de referentes destacando en Europa, sino a los periodistas y la afición española y francesa, por lo menos, en una semana en la que el Betis empata de visita a tres goles con el Rennes en la Europa League, con un agónico primer gol del recién desempacado chamaco mexicano. 

Es difícil en la euforia y sin conocer a fondo el trabajo de Quique Setién, que ha llevado a la semifinal de la Copa del Rey y a ocupar el octavo puesto en la tabla de la Liga a este Betis, emitir una opinión desde lo que vemos o leemos en México. 

La premisa que sostengo con relación a España como el mejor sitio para que jueguen los futbolistas mexicanos, tiene que ver con el observar y aprender antes de desbordarnos e ilusionarnos de más, porque si un gol, porque si el Messi mexicano o porque si hasta el idioma siendo español, requiere de enriquecerse y así veía yo que Diego explicaba el significado de “chingón” diciendo que así se siente anotar el primer gol con el Real Betis. 

De este modo, cito al periodista cántabro, Aitor Alexandre, hablando de Lainez: “Hay que incidir en su edad, con un chico de 18 años hay que tener la cabeza muy fría y no cargarle de responsabilidades innecesarias; posee la característica más difícil para un futbolista, el desborde y la fantasía, eso no se entrena; o se nace con ello o no, y Diego ha nacido con ello. Como solemos decir por aquí, cuando coge la pelota, sabes que algo va a suceder”.

—Aitor, a Quique Setién le conoces más que nosotros, ¿qué nos cuentas?

—Su debut en los banquillos fue precisamente con el equipo de su ciudad y de la mía, el Racing de Santander, con el que logró ascender a la Primera División.

“Quique era un entrenador mucho más conservador. Creció en el Lugo, pese a su modestia como club, Quique hizo jugar a aquel equipo como los grandes, como lo hizo después con la UD Las Palmas y ahora con el Betis. Respecto de su relación con futbolistas mexicanos, Setién ha llegado a decir que Guardado es el mejor jugador que había entrenado nunca. Un futbolista con su bagaje en muchas ocasiones es la mano derecha del técnico en el césped; su intérprete para que el resto del equipo entienda el qué y el cómo del juego que Quique Setién quiere imprimir”. 

No se me ocurre mejor maestro para un chico con las características de Diego que Quique Setién, quien ha redescubierto a jugadores como Canales; con Lainez tiene ante sí, uno de los mayores y mejores diamantes que esculpir. Lo que se empieza a ver y a decir en España de este Betis de Quique, con Guardado y Lainez

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios