El Clásico español devaluado

Enrique Beas

La expectativa de verlos jugar era altísima

No me vengan de centenialls hablando de los 354 mil partidos que ven de todas las Ligas europeas para decir que el Real Madrid vs Barcelona es hoy por hoy el mejor partido del mundo, como lo fue los últimos siete años. 

No importaba si se cruzaban cinco veces en un mes entre Champions, Copa del Rey y Liga, la expectativa de verlos jugar era altísima. Ayer, el resultado  demuestra que se vienen épocas complejas para esta grandiosa rivalidad. 

La razón, las ideas que hoy están en la cancha. Valverde no promueve nuevas ideas. Hablar de Solari sería ocioso y un segundo clásico español sin Cristiano es recordar la época de estos juegos sin ese morbo de Mou vs Pep, Luis Enrique vs Zidane, y la madre de las batallas: Messi vs CR7. 

Seamos realistas, ver un Manchester City vs Liverpool es el mejor partido que nos regala el futbol. Entiendo que hablamos del cuatro veces campeón de Europa de los últimos cinco años, del Barcelona que ha ganado siete ligas en 10 años y el Real que ha dominado los últimos cinco años con los títulos de Europa y Mundial de Clubes, pero no me nieguen que ayer el juego fue uno más. 

No fue de esos partidos que sacaban chispas. No quiero exagerar, pero tengo el presentimiento de que lo de ayer es el mensaje claro que el Clásico español ya no será el mejor partido del mundo. Llegó el momento de voltear y darnos cuenta de las nuevas tendencias del balón. Al menos, mientras veamos un partido dirigido entre Valverde y Solari. Sin Messi y sin Cristiano. Y más preocupados por el orden que por el vértigo de su juego. 

¡Bienvenidos, bienvenidos! Al clásico español más devaluado de hace mucho tiempo. 

@EVonBeas

Comentarios