Primer round. ¿Recibirá AMLO gancho al hígado?

Elisa Alanís

No es por poner nerviosos a Ricardo, Margarita, Andrés Manuel, José Antonio y Jaime, pero en toda la República mexicana estaremos atentos a lo que digan pasado mañana en el debate.

El próximo domingo la candidata y los candidatos presidenciales delinearán su futuro. Habrá confrontación. Y habrá público.

A diferencia de lo que varios opinan, la apatía quedó guardada en el cajón de elecciones anteriores. Hoy la ciudadanía está interesada en el proceso para definir quiénes nos representarán y gobernarán.

Para darnos una idea, hace dos días se llevó a cabo el llamado #DebateChilango.

De acuerdo con información de Nielsen IBOPE, en el Valle de México, tanto en ForoTV como en Excélsior y ADN 40 la cantidad de espectadores superó el promedio de cualquier miércoles a las 19:30 horas.

El canal más sintonizado fue el de Televisa, seguido por Grupo Imagen y TV Azteca. Miles de hogares presenciaron el evento en los tres espacios de televisión abierta.

Es decir, a pesar de que estuvo malón (demasiadas voces, poco tiempo), la gente se mantuvo interesada en conocer, analizar, reforzar o definir por quién votarán.

Con estos ratings —y con el nuevo formato acordado en el INE, donde moderarán Denise Maerker, Sergio Sarmiento y Azucena Uresti—, este 22 de abril se podría romper récord de audiencia en debates presidenciales del país.

¿Qué está en juego?

La oportunidad para que Anaya, Meade, Zavala y El Bronco ataquen, expongan, provoquen e intenten reducir la amplia ventaja de dos dígitos con la que llega López Obrador.
Contarán con tres intentos: en Ciudad de México, Tijuana y Mérida.

—Si el aspirante del Revolucionario Institucional no levanta en el primer esfuerzo, el PRI-gobierno se perfilaría a una debacle. La división y el desmarque de quienes dentro del propio tricolor no quieren a PepeMid sería definitivo. Él lo sabe y está concentrado, trabajando con su equipo y otros personajes con experiencia.

—Si Anaya se acerca al líder de Morena se convertiría en la opción opositora para aglutinar a pejefóbicos de diversos partidos (excepto a los allegados de Felipe Calderón. No se ven dispuestos a zanjar ofensas).

—Si alguno de los independientes sube, (probablemente Margarita) difícilmente alcanzarían al panista para ser los beneficiarios del voto útil.

Los reflectores están puestos.

Si en los siguientes dos meses se ve complicada una alianza común en contra del puntero, el domingo sí se espera un #TUCAMLO: Todos Unidos vs. Andrés Manuel López Obrador.

¿Los superará el tabasqueño? ¿Perderá adeptos? ¿Quién ganará?

Ya corren apuestas y hasta una lotería de PolíticoMx con las frases que posiblemente repetirán durante sus participaciones: “yo mero”, “la mafia del poder”, “el nuevo aeropuerto”, “amnistía”, “ex góbers”, etcétera.

No sabemos si será un encuentro de altura. Pero esperado y muy visto, sin duda. 

Twitter: @elisaalanis
Facebook: Elisa-Alanís-Zurutuza
TEMAS RELACIONADOS
INE
Guardando favorito...

Comentarios