Un PRI-Mor de amigos

Arlequín

Por: Arlequín 

¿Cuál cree usted que ha sido el mayor logró del Presidente en los menos de dos meses que lleva al frente del país? ¿La lucha contra el cártel del huachicol? ¿La cancelación de la obra del Aeropuerto en Texcoco? ¿El éxito arrollador de sus consultas ciudadanas? ¿Que los ministros de la Suprema Corte se hayan bajado el sueldo?

Pues no, ninguna de las anteriores, se trata de un caso que tiene que ver con el misticismo, estamos hablando de una verdadera conversión. Nos referimos a que los malos se están volviendo buenos, que los enemigos se están haciendo amigos; que los corruptos de ayer, son los aliados de hoy.

Estamos en el camino de una república de paz y felicidad, de una república que será un verdadero PRI-Mor.

Con puro diálogo político y el don de la palabra, sin ningún interés oculto, Morena ha logrado convencer al PRI de darle su apoyo en la Cámara de Diputados, y muy previsiblemente en el Senado, de apoyar la iniciativa impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para crear la Guardia Nacional.

Gracias al PRI, al Partido Verde, y media docena de diputados del PRD, la aplanadora conformada por Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados, tiene ahora la mayoría necesaria para hacer lo que le venga en gana.

Usted dirá que es difícil de creer que Morena haya tenido que manchar su plumaje para negociar con el PRI, al que hace menos de un año, durante la contienda electoral, acusó mil veces de corrupción y de conformar junto con diversos actores una mafia. Sin embargo, aunque le parezca mentira el milagro está hecho y los priístas se han purificado, se han convertido al único y verdadero morenismo.

No ha sido fácil, pero usted puede ser testigo de los milagros que se pueden hacer empezando a trabajar a las cinco de la mañana y no descansar siquiera sábados o domingos, además de una evangelización exprés basada en la nueva Cartilla Moral del actual gobierno.

Aunque hay quien dice que en realidad no se han convertido del todo, sino que en esta ocasión coincidieron ideológicamente los del PRI con los de Morena. Es decir, ambos están de acuerdo en seguir con la estrategia de militarizar la seguridad pública en el país. La idea de López Obrador de que sean los soldados y marinos los que se hagan cargo de la seguridad pública no es tan diferente en realidad que la que llevó a cabo Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, pensar así sería restar méritos al poder sanador y de conversión que tiene la Cuarta Transformación, sería negar que estamos frente a un milagro que ha costado más trabajo que conseguir unos litros de gasolina, pero que al final del día hizo que los priístas y algunos perredistas entraran al redil, encontraran el buen camino, vieran la luz. De los arrepentidos es el reino de Morena.

Y si usted es de esos periodistas fifís, nacionales o extranjeros, que no son serios y que dudan que los milagros existan, que le parece esta prueba: ahora el Sindicato de Trabajadores Petroleros y su líder Carlos Romero Deschamps de rancio abolengo priista, han declarado públicamente su total apoyo a la lucha que el Presidente López Obrador lleva a cabo contra el robo de combustibles a Pemex.

El presidente ha dejado ver que no quiere nada con el sindicato, ha enviado señales de desconfianza diciendo que su gobierno comprará mil pipas para transportar gasolina y que las pondrá lejos del alcance de la organización sindical, sin embargo, ni Romero Deschamps ni algún otro dirigente ha chistado con el anuncio. Usted podría pensar que esta postura amistosa y de apoyo de la poderosa agrupación obrera es una muestra de temor al Presidente o que quizá quieren congraciarse con él para que no vayan a salir involucrados en las investigaciones por el robo de combustible a Pemex, eso no es cierto, se trata de un acto de conversión.

Y si el nuevo gobierno ya enderezó al PRI, ya puso en el buen camino a varios del PRD y logró que el grupo de empresarios que se confabularon para tratar de impedir su llegada al poder ahora prácticamente coman de su mano, imagínese que otros milagros podría lograr.

A este paso, no dude que cualquier día Carlos Salinas de Gortari sea nombrado asesor político de la Presidencia de la República, que Felipe Calderón sea llamado como colaborador en materia de seguridad nacional, que Enrique Peña Nieto sea propuesto fiscal anticorrupción, o que a Ricardo Anaya, ante quien en la campaña López Obrador tuvo que esconder la billetera por temor a que se la robara, ahora se le entregue una cartera en el gabinete.

Con fe todo es posible, y con diálogo y comprensión se puede lograr tener un PRI-Mor de amigos.

Me canso ganso: Hoy EL UNIVERSAL publica que el robo de energía eléctrica causa un daño por 60 mil millones de pesos al erario. Así que permítame sugerir nuevamente que, de manera ordenada y sin causar pánico ni desabasto, vaya usted acumulando velas pues en cualquier momento podría iniciar una batalla contra los “diablitos” que se siga la misma exitosa estrategia de la guerra antihuachicol, por lo que será necesario que quiten toda la electricidad en el país mientras encuentran y desactivan estos demoníacos aparatos. Prepárese para ayudar al gobierno en la lucha contra los ladrones de la luz, recuerde que se vale tener miedo, pero no ser cobarde.

***Fotografía: Votación de la Guardia Nacional en la Cámara de Diputados. (Juan Carlos Reyes / EL UNIVERSAL)

Comentarios