Abrazos no, balazos

Arlequín

Por: Arlequín

Vaya desaguisado que hicieron en la Cámara de Senadores al frenar la bien llamada reforma educativa del buen gobierno de la 4T, que los Diputados ya habían aprobado.

Esta vez los senadores si le hicieron un gran daño al país, pues no sólo están retrasando el avance de una educación de calidad, sino que también afectan directamente la lucha contra la violencia y la inseguridad.

Y si pregunta qué tiene que ver una cosa con la otra, es que usted quizá sea un fifí o un neoliberal y no se había dado cuenta, pues no entiende nada acerca del nuevo régimen.

Aunque usted no lo crea las cifras de violencia que se mantienen al alza son resultado de que los grupos criminales no saben leer –"ler" diría el mal gobierno anterior-.

No se violente, ahora le explico. La teoría de este Arlequín es que los malos no leyeron bien el mensaje de paz del entonces candidato y hoy presidente de esta ensangrentada nación. Él dijo: “Abrazos, no balazos” ¿Y qué entendieron estos sátrapas producto del neoliberalismo? Todo lo contrario, leyeron: "Abrazos no, balazos".

Seguro que eso fue. No supieron dónde iba la coma y en lugar de entender que se trataba de un mensaje de paz, entendieron que era una declaración de guerra al estilo Felipe Calderón, y ahora se están dando vuelo.

Un día una masacre en Minatitlán, otro día asaltos al transporte público en el Estado de México y a diario asesinatos por falta de pago de extorsiones, balaceras…

Y lo que tampoco les quedó claro es eso de “becarios, no sicarios”, pues al parecer todavía hay muchos jóvenes emprendedores con “talentos en modo de espera” –no les diga ninis porque se trauman- que aún no se inscriben al programa federal que les da un apoyo económico en lo que se encaminan.

Estos jóvenes a los que los gobiernos neoliberales y conservadores les han negado oportunidades, hasta ahora no se han dado cuenta que es mejor vivir con una ayuda del gobierno que en la nómina del crimen y no han ido a solicitar su apoyo económico que los alejará de los malos pasos, insisten en seguir recibiendo el dinero manchado de sangre.

La intención de la 4T con su reforma educativa es que además de darles algo de dinero, estos muchachos lleguen a las manos de los experimentados y altamente eficientes profesores miembros de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación, y entonces sí, otro gallo –o mejor dicho otro ganso- les cantará.

Y usted no pase apuro alguno, pues si los maestros de la CNTE se ponen sus moños y no acompañan la bien llamada reforma educativa de la 4T, el nuevo gobierno ya tiene listo el apoyo a la maestra Elba Esther Gordillo, que como usted sabe es garantía de calidad en lo que a educación se refiere.

Y como amor con amor se paga, la maestra y sus huestes apoyaron la campaña de AMLO, y ahora merecidamente recibirán todo el apoyo para que doña Elba recupere el Sindicato de Trabajadores de la Educación, y de pilón, hasta un partido político por lo que pueda ofrecerse. Nobleza obliga y la solidaridad debe recompensarse. Además todo es por el bien de la educación del país, lo demás es lo de menos.

Pero el caso es que por el momento la bien llamada reforma educativa está en riesgo, y si la razón no llega a los senadores, la oportunidad de que mejoren los índices de seguridad en el país está en peligro. Deben de entender que su cerrazón puede causar un efecto dominó, que golpea primero la educación de calidad y luego la lucha contra el crimen, y así pues se complica cumplir con las sagradas promesas de la 4T.

El Presidente dijo, y ahora lo dejó por escrito en el Plan Nacional de Desarrollo, para que a usted no le quede duda alguna de que es un compromiso, que al final del sexenio, es decir en 2024, los asesinatos y robos bajarán 50% en relación con los actuales.

Así es que si usted llega con vida al 2024, si una bala perdida no se le cruza en el camino, imagínese la felicidad que será vivir en un país en el que tiene 50% menos de posibilidades de que lo maten, o de viajar en el transporte público con la tranquilidad de que sólo estará en riesgo de ser asaltado la mitad de las veces en comparación con las que tenía con los gobiernos neoliberales, un sueño.

¿Qué? Usted había entendido que la promesa de López Obrador es que iba a acabar con la delincuencia, que iba a regresar la paz al país, que se refería al 100%, y no solo 50%. Pues seguro entendió mal, recuerde que sin importar que cifras tenga usted o los especialistas, él tiene las suyas, las correctas, y él jamás dijo que al 100%, esas cifras nos las tuvo ni Obama.

Y seguro usted que es un neoporfirista se va a querer agarrar de estas cifras para criticar al hombre cuya única intención es que usted viva mejor, al menos 50% mejor.

Y de la crítica a las metas de seguridad va a querer pasar a cuestionar las del crecimiento económico.
Pero como no se trata de generar más violencia e iniciar una pelea para ver quién tiene la razón, mejor apúntelas bien ahora que están escritas en el Plan Nacional de Desarrollo para que en 2024 no vaya a decir que se las cambiaron.

El Presidente asegura que al final del sexenio, es decir en el año 2024, la economía del país crecerá 6%. Y que en promedio su sexenio registrará un crecimiento de 4%. Los expertos del Banco de México, que seguro no saben de esto, sostienen que el crecimiento económico del país no irá más allá de 2.2% en el sexenio. Así que dentro de seis años alguien se va equivocar, y usted tendrá en sus apuntes las cifras para ver quien hizo mal las cuentas.

Y aquí también, como en el tema de seguridad, usted ya tiene garantizado, en el peor de los casos, el 50%. Pues el Presidente dice 4% y los expertos del Banxico 2%, así que si Pitágoras no tiene otras cifras, usted tendrá al menos la mitad del crecimiento prometido. Así que a finales del sexenio podría usted tener un país medio seguro y medio desarrollado.

Ahora que los senadores ya saben todo lo que está en juego, deben hacer a un lado sus intereses conservadores, fifís y aprobar la bien llamada reforma educativa de la 4T para que el país se medio componga.

ME CANSO GANSO: Y a propósito de educación la alcaldesa de Morena en Iztapalapa, Clara Brugada inició la entrega de apoyos de 500 pesos bimestrales a estudiantes de primaria. Este año 50 mil niños de 8 y 9 años serán “beneficiados” con esta generosa política de la señora Brugada, quien invertirá 125 millones de pesos de su presupuesto. Los primeros agraciados fueron 8 mil alumnos, quienes el domingo pasado recibieron su tarjeta en la que bimestralmente recibirán su dinero en 2019, en 2020 otros 50 mil recibirán la ayuda y así hasta llegar a 152 mil alumnos.

Brugada le llama “becas”, aunque el nombre correcto podría ser regalo, pues el único requisito para recibir el dinero es existir, nada de promedios o calificaciones mínimas, eso de las evaluaciones es para conservadores y fifís. Así, la alcaldesa cumple con su obligación de educar a los niños en el uso de tarjetas de programas sociales, y si de paso sus papás le dan apoyo para continuar con su carrera política, pues eso ya es extra y hablaría del agradecimiento y la buena educación de los padres de familia.

***Fotografía: Cuartoscuro 

Comentarios