Se encuentra usted aquí

El principal problema de Germán Martínez

Hacienda creyó el saneamiento financiero del IMSS anunciado en la pasada administración y pensó que podía cancelar personal y recortar recursos. Ante ese escenario, Martínez no quiso enfrentarse a la reprobación popular
21/05/2019
14:03
-A +A

ALBERTO BARRANCO - Columna Exprés

El problema al que se enfrentó Germán Martínez en su gestión al frente del Instituto Mexicano del Seguro Social es que la Secretaría de Hacienda se creyó los cuentos que tejieron los antecesores de éste, José Antonio González Anaya y Mikel Arriola, sobre un saneamiento financiero que en realidad sacrificó carencias por reservas.

El instituto, decían, tiene viabilidad hasta 2030.

Y como todavía le quedaba sangre, había que cancelar personal y recortarle recursos.

Digamos que Martínez no quiso enfrentarse a la reprobación popular ante un escenario que dejó de lado tratamientos vía protocolos y extendió de tres a seis meses las consultas de especialidades, en un escenario en que se confunde la austeridad por inopia.
 

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...