Hepatitis E, una enfermedad viral que daña el hígado

21/05/2020
|
14:40
|
higado
Foto: Archivo

Hepatitis E, una enfermedad viral que daña el hígado

21/05/2020
14:40
Ciudad de México
Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM
-A +A
En ciertos pacientes es capaz de evolucionar rápido hacia la etapa crónica y alterar la función hepática

El virus de la hepatitis E es endémico de países tropicales y subtropicales de Asia, África y América, principalmente países en desarrollo. En estas zonas geográficas, la infección se transmite con mayor frecuencia a través de la vía fecal-oral, generalmente por el consumo de agua y alimentos contaminados.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud, la hepatitis E causa anualmente 20 millones de infecciones en el mundo.

En los países industrializados, la enfermedad se ha vuelto un motivo de preocupación. Se transmite principalmente por la vía zoonótica (de animales a humanos), pero también a partir de transfusión de sangre o trasplantes de órganos de donantes infectados, explica la doctora Nora Alma Fierro González, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM.

También lee: Hepatitis C, problema de salud pública

Durante largo tiempo se pensó que la hepatitis E y la hepatitis A eran infecciones agudas y autolimitadas, es decir, que se resuelven de forma espontánea y que no generan secuelas.

Sin embargo, en años recientes se demostró que en pacientes inmuno suprimidos, por ejemplo, quienes han sido trasplantados, con VIH, en quimioterapia o que están recibiendo múltiples transfusiones, el virus causante de hepatitis E es capaz de evolucionar hacia la etapa crónica de forma rápida; puede causar fibrosis en un periodo de 3 o 4 años.

Detección de grupos de riesgo

A partir del 2014 el grupo de trabajo de la doctora Fierro González empezó a estudiar el virus de hepatitis E. El diagnóstico definitivo de la infección consiste en la detección del ARN viral en muestras de pacientes mediante técnicas moleculares.

También lee: Alimentos recomendados para personas con hepatitis

Con el fin de saber qué tan expuestos estamos a este virus, la investigadora y su equipo identificaron que en población abierta se observa una frecuencia de 2% de muestras positivas a anticuerpos dirigidos contra el virus. Estos anticuerpos dan una noción de la exposición previa con este agente infeccioso.

A partir del análisis de grupos de riesgo, identificaron que en el caso de pacientes pediátricos con hepatitis aguda, cerca de 50% presentaban anticuerpos contra el virus, mientras que pacientes hepatópatas con fibrosis o cirrosis la frecuencia alcanza entre 15 y 20%.

Por otra parte, a partir del análisis de muestras de suero de cerdos del occidente del país, identificaron que 75% de las muestras presentan anticuerpos dirigidos contra el virus. Este hallazgo es relevante tomando en cuenta que los cerdos constituyen la especie animal mejor caracterizada en términos de zoonosis asociada a esta infección.

nrv

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios