X

"InSight", la misión de la NASA para conquistar a Marte, está por agotarse

A lo largo de su haber, el módulo detectó más de mil 300 temblores

"InSight", la misión de la NASA para conquistar a Marte, está por agotarse
Imagen: ESA
Ciencia y Salud 18/05/2022 14:47 Europa Press Actualizada 14:49
Guardando favorito...

El módulo de aterrizaje InSight de la NASA en Marte está perdiendo potencia gradualmente y se prevé que finalice las operaciones científicas a finales de este verano.

Para diciembre, el equipo de InSight espera que el módulo de aterrizaje haya dejado de funcionar, concluyendo una misión que hasta el momento ha detectado más de mil 300 temblores, el más reciente, uno de magnitud 5 que ocurrió el 4 de mayo, y localizó regiones propensas a terremotos del Planeta Rojo.

La información recopilada de esos terremotos ha permitido a los científicos medir la profundidad y la composición de la corteza, el manto y el núcleo de Marte. Además, InSight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) ha registrado datos meteorológicos invaluables y ha estudiado los restos del antiguo campo magnético de Marte.

Lee también: ¿Qué es la viruela del mono? la enfermedad zoonótica que está propagándose por el mundo

"InSight ha transformado nuestra comprensión del interior de los planetas rocosos y preparó el escenario para futuras misiones", dijo en un comunicado Lori Glaze, directora de la División de Ciencias Planetarias de la NASA. "Podemos aplicar lo que hemos aprendido sobre la estructura interna de Marte a la Tierra, la Luna, Venus e incluso a los planetas rocosos de otros sistemas solares".

InSight aterrizó en Marte el 26 de noviembre de 2018. Equipado con un par de paneles solares que miden aproximadamente 2,2 metros de ancho cada uno, fue diseñado para lograr los principales objetivos científicos de la misión en su primer año en Marte (casi dos años terrestres). Habiéndolos logrado, la nave espacial ahora se encuentra en una misión extendida, y sus paneles solares han estado produciendo menos energía a medida que continúan acumulando polvo.

Debido a la potencia reducida, el equipo pronto pondrá el brazo robótico del módulo de aterrizaje en su posición de descanso (llamada "postura de retiro") por última vez a finales de este mes.

Originalmente destinado a desplegar el sismómetro y la sonda de calor del módulo de aterrizaje, el brazo ha jugado un papel inesperado en la misión: además de usarlo para ayudar a enterrar la sonda de calor después de que el suelo marciano pegajoso presentara desafíos para la sonda, el equipo usó el brazo en un forma innovadora de eliminar el polvo de los paneles solares. Como resultado, el sismómetro pudo operar con más frecuencia de lo que lo hubiera hecho de otra manera, lo que llevó a nuevos descubrimientos.

Cuando InSight aterrizó, los paneles solares produjeron alrededor de 5.000 vatios-hora cada día marciano, o sol, suficiente para alimentar un horno eléctrico durante una hora y 40 minutos. Ahora, están produciendo aproximadamente 500 vatios-hora por sol, suficiente para alimentar el mismo horno eléctrico durante solo 10 minutos.

Además, los cambios estacionales están comenzando en Elysium Planitia, la ubicación de InSight en Marte. Durante los próximos meses, habrá más polvo en el aire, lo que reducirá la luz solar y la energía del módulo de aterrizaje. Si bien los esfuerzos anteriores eliminaron algo de polvo, la misión necesitaría un evento de limpieza de polvo más poderoso, como un "remolino de polvo" (un torbellino pasajero), para revertir la tendencia actual.

Lee también: Con revelaciones del Pentágono, buscan desmitificar la presencia de objetos voladores no identificados

"Esperábamos una limpieza de polvo como la que vimos varias veces en los rover Spirit y Opportunity", dijo Bruce Banerdt, investigador principal de InSight en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, que dirige la misión. "Eso todavía es posible, pero la energía es lo suficientemente baja como para que nuestro enfoque sea aprovechar al máximo la ciencia que aún podemos recopilar".

Si solo el 25% de los paneles de InSight fueran barridos por el viento, el módulo de aterrizaje ganaría alrededor de 1.000 vatios-hora por sol, lo suficiente para continuar recopilando datos científicos. Sin embargo, al ritmo actual, la energía está disminuyendo, los instrumentos no sísmicos de InSight rara vez se encenderán después de finales de mayo.

Se está priorizando la energía para el sismómetro del módulo de aterrizaje, que funcionará en momentos seleccionados del día, como por la noche, cuando los vientos son bajos y los terremotos son más fáciles de "escuchar" para el sismómetro. Se espera que el sismómetro esté apagado a fines del verano, concluyendo la fase científica de la misión.
En ese momento, el módulo de aterrizaje todavía tendrá suficiente energía para operar, tomar fotografías ocasionales y comunicarse con la Tierra. Pero el equipo espera que alrededor de diciembre, la energía sea lo suficientemente baja como para que algún día InSight simplemente deje de responder.

melc 

Temas Relacionados
marte nasa misión InSight
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones