Construcciones humanas rebasaron a las áreas naturales este 2020

Pronostican que para el 2024 la masa artificial se duplicará, alcanzando dos billones de toneladas

ciudad
Foto: JOHANNES EISELE / AFP, archivo
Ciencia y Salud 10/12/2020 12:43 Redacción Actualizada 12:43
Guardando favorito...

Un nuevo estudio reveló que este año, las construcciones derivadas de la actividad humana, como lo son edificios, carreteras y centros comerciales, superarán la materia orgánica. Los científicos pronostican que para el 2024, la masa artificial se duplicará, alcanzando una magnitud de hasta dos billones de toneladas

“La masa de edificios y la infraestructura en general es ahora mayor que la masa de todos los árboles y arbustos juntos”, declaró Emily Elhacham, del departamento de Ciencias Vegetales y Ambientales del centro israelí, líder del estudio.

Un grupo de investigadores, del Instituto Weizmann de Ciencias en Israel, expresó que nos dirigimos a una “jungla de asfalto”. La producción de materiales por el ser humano se ha acelerado a un ritmo sin precedentes al grado de superar la creación de la biomasa, que comprende toda la materia orgánica útil como lo son los árboles.  

Los materiales antropogénicos, derivados del impacto humano en el medio ambiente, como el asfalto y los plásticos, se han duplicado en los últimos 20 años. Los científicos prevén que esta tendencia continúe, doblando su cifra actual dentro de dos décadas. 

“En el estudio mostramos que la masa antropogénica excede ahora a la biomasa viva”, aseguró la científica.

También lee: Cómo es A68a, el iceberg más grande del mundo (y por qué amenaza una de las mayores reservas naturales el planeta)

El método seguido en la investigación, publicado en “Nature”, midió el peso seco y húmedo de la biomasa.

Los especialistas explicaron que a principios del siglo XX, la masa producida por la sociedad equivalía al 3 % de la biomasa total. Además, expusieron que mientras que los objetos que se han producido aumentan, la masa vegetal disminuye.

El incremento de masa artificial se potenció desde 1945, en el culmino de la Segunda Guerra Mundial, cuando los materiales de construcción como el hormigón y los agregados se hicieron cada vez más accesibles para su uso. 
 

A lo largo de las próximas seis décadas, la aceleración productiva se mantuvo en un ritmo constante. En la actualidad, los materiales empleados para la construcción de casas, carreteras y edificios significan la principal fuente de masa artificial.

Otro de los descubrimientos que más impactó a los científicos es que la masa antropogénica no sólo ha incrementado, sino que los objetos que se han producido superan el crecimiento de la población.

De acuerdo con estimaciones, vaciadas en el estudio, por cada persona que vive en el mundo, cada semana se produce una cantidad de masa antropogénica mayor que al peso corporal de cada una de ellas. 

“Se trata de una caracterización cuantitativa simbólica y masiva del Antropoceno. Dada la evidencia empírica sobre la masa acumulada de productos humanos, ya no podemos negar nuestro papel central en el mundo natural. Somos un actor importante y eso conlleva una responsabilidad compartida”, detalló Elhacham.

También lee: “Lo poco que teníamos se lo llevó la naturaleza”

Otro de los factores que han producido este desequilibrio entre una y otra masa tiene que ver con la disminución de los recursos naturales, ya que su explotación a través de la agricultura como la deforestación redujo la mitad de este tipo de fuentes. 

“Esto demuestra hasta qué punto nuestra huella global se ha extendido más allá de nuestra ‘talla de zapato’ individual. Una vez que todos tengamos estas impactantes cifras ante nuestros ojos, espero que podamos, como especie, asumir la responsabilidad”, alertó Ron Milo, colaborador de la investigación.

nrv

Temas Relacionados
urbanismo construcción
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios