El primer astronauta mexicano

El doctor Neri Vela fue el primer representante de un país latinoamericano en una misión de la NASA

Foto: Cortesía Rodolfo Neri Vela
Ciencia y Salud 26/11/2017 09:23 José Pablo Espíndola Ciudad de México Actualizada 09:24

El transbordador espacial Atlantis fue lanzado hoy con siete astronautas, entre ellos el primer mexicano que surca el espacio, para realizar durante siete días varios experimentos, entre otros, localizar agua en las zonas resecas de África”, fueron las líneas que se escribieron en la portada de EL UNIVERSA el 27 de noviembre de 1985 para dar a conocer la noticia de que Rodolfo Neri Vela se había convertido en el primer mexicano en llegar al espacio.

Además, fue el primer representante de un país latinoamericano en una misión de la NASA. Orbitó la Tierra 109 veces y durante su viaje se colocaron tres satélites de comunicaciones. Realizó diversos experimentos y un extenso trabajo de fotografía de la superficie terrestre. Hoy se conmemoran 32 años de la llegada del primer mexicano al espacio.

Rodolfo Neri Vela recibió en 2015 la Medalla al Mérito Ciudadano por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. También en ese año recibió de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión la Medalla “Eduardo Neri y legisladores del 2013”.

En noviembre de 2016, recibió el premio que otorga el Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas, de manos del Rector de la UNAM. En ese mismo año, como reconocimiento a su influencia en las nuevas generaciones y a su larga trayectoria de divulgación científica, la empresa Disney Pixar lo invitó a ser la voz del Instituto de la Vida Marina en la película animada “Buscando a Dory”.

Además de su experiencia con la NASA, el astronauta mexicano colaboró posteriormente, en 1989 y 1990, con la Agencia Espacial Europea, en Holanda, en el proyecto de la Estación Espacial Internacional, misma que actualmente ya está en órbita alrededor de la Tierra.

Con tristeza recuerda que, en los 90, no existía registró en México de su hazaña. “Habían pasado cinco años y ni el Conacyt ni la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) habían hecho una memoria como un libro o una película sobre ese suceso histórico”.

Por eso, tomó la decisión de ir a Houston a recuperar todo el material sobre su viaje al espacio. “Si yo no lo hubiera hecho no habría registro de ese suceso tan importante. Creo que fue una de las mejores decisiones de mi vida. Así nació el documental México llamando a Atlantis”, afirmó en entrevista con EL UNIVERSAL el astronauta mexicano.

Sus palabras evocan melancolía y decepción cuando rememora como Conacyt apoyaba su trabajo, publicaba y difundía sus libros, pero ahora ya no, “creo que no quieren saber nada de mí”. Neri Vela siente que la Secretaria de Educación Pública (SEP) se ha olvidado de él y que no se ha sabido aprovechar su hazaña espacial para motivar a las nuevas generaciones platicándoles del viaje para que se sientan orgullosos de su país e inculcándoles más valores nacionales para que sepan más sobre la historia de México.

“Ni el Conacyt, ni la SEP, ni la SCT, parecen estar interesados. Hagan de cuenta que uno comenta esto con los medios en un desierto más grande que el del Sahara porque no hay eco, no hay respuesta de las autoridades. Es un poco desalentador ver esta apatía del gobierno actual”, contó el astronauta.

Asegura que su hazaña ha sido reducida en México a unas cuentas líneas acompañadas de su foto en los libros de texto gratuito de sexto de primaria, que no dicen mucho.

Pero a diferencia del gobierno, Neri Vela se siente cobijado por el cariño de las personas, un cariñó que inició hace más de 3o años. Recuerda que todos los días llegaban a Houston cartas, sobres enormes con letras chuecas e irregulares que sólo decían: “Astronauta Rodolfo Neri, NASA”. “Era algo que hacían con mucho cariño, era bien bonito, que te escribieran y que te dijera cosas alentadoras, deseándote un buen viaje”, afirmó Neri Vela mientras sus ojos mostraban la emoción de recordar.

Después del viaje se dedicó a la investigación y la docencia en la UNAM, cuando cumplió los 30 años de antigüedad, decidió jubilarse “para poder ser libre y hacer todo lo que quiera”. Desapareció del radar, cuenta que nadie sabía cómo encontrarlo, así que se dio a la tarea de mandar a diseñar una página web (rodolfonerivela.com), comenzó a subir sus videos, el registro histórico del único astronauta que ha tenido México. “Pero apenas a principios de este año actualizamos el sitio, le dimos otro formato, una nueva estructura, la dirección sigue siendo la misma, cambiamos el diseño y se agregó un pestaña para contacto y partir de entonces me llegan muchos correos de la gente”, narró entusiasmado.

Durante la entrevista recordó uno de los correos que había recibido, era de una señora, “decía que estaba con su hija, haciendo tarea sobre una biografía, y que ella escuchó una conferencia mía cunado era chiquita y que tenía mi libro y que estaba contándole a su hija y que escribía para felicitarme, sólo para saludar, para recordar. Y así me escriben, y no sólo de México, sino de toda América Latina, principalmente de Argentina, Colombia, Perú, precisamente me escriben para darme las gracias, dicen: ‘gracias por representarnos a los latinoamericanos, estamos muy orgullosos’”.

Hace como tres años tomó la decisión de subir su documental México llamado a Atlantis a Youtube, donde ya cuenta con más de 37 mil visitas. “Me acuerdo que cuando comenzaba a leer los comentarios, en general, decían que les daba mucho gusto, mucho orgullo, que no sabían, que se estaban enterando apenas que un mexicano había estado en el espacio y yo les iba contestando”, recordó.

Actualmente, el doctor Neri Vera se dedica a visitar escuelas, a dar conferencias y a ofrecer seminarios. ”En una escuela primaria, una de las maestras de más edad, me dijo que estaba muy emocionada, me dijo: 'gracias doctor, yo me acuerdo muy bien (del viaje al espacio), íbamos todos juntos porque todos somos mexicanos y usted nos representó y eso le dio mucho gusto a mucha gente'. También mi viaje les ayudó a sobrellevar el dolor que todavía existía por el terremoto de septiembre del 85 y pues hubo muchas tragedias y así como hoy todos los días en los noticieros son puras malas noticias, en septiembre del 85 todo era con relación al terremoto”.

Neri Vela define su trabajo actual como “motivador y divulgador, pero al mismo tiempo, porque hay conferencistas que son motivadores y platican cualquier tipo de anécdotas y dan recetas de consejos y reglas, pero yo les cuento todo una historia de vida y les platico qué es real y hasta dónde hemos llegado en la exploración del espacio y entonces, tanto adquieren conocimiento como salen motivados para seguir estudiando, ahora sí, que hasta donde el cuerpo aguante”.

#QuéPasóCon es un ejercicio de EL UNIVERSAL con el que intentamos rescatar del pasado historias que merecen seguir vivas. Si conoces alguna historia que merezca ser rescatada del olvido, escríbenos a [email protected]

 

Comentarios