Besos durante el sexo, fuente de contagio

Una sexóloga de la UNAM explicó que ante la pandemia por SARS-CoV-2 las personas pueden optar por involucrarse sólo con una pareja estable, pues el miedo de contraer la enfermedad cambiará nuestra forma de relacionarnos en todos los aspectos, incluido el sexual

beso
Foto: Archivo El Universal
Ciencia y Salud 14/07/2020 12:40 Actualizada 12:40

Las relaciones sexuales también tendrán que reformularse ante la emergencia sanitaria del Covid-19, pues aunque la enfermedad no es de transmisión sexual, implica el intercambio salival constante. 

La doctora en psicología Nélida Padilla Gámez, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que mientras no exista una vacuna que prevenga la presencia del Covid-19, o bien un tratamiento farmacológico que atenúe su sintomatología, lo más probable es que las personas opten por entablar relaciones erótico-afectivas con parejas estables. 

La experta en terapia de pareja con enfoques sistémicos sexuales destacó a través de un comunicado la importancia de cuestionar las formas en que nos relacionamos y el compromiso con nuestras parejas, esto con la finalidad de evitar la propagación del virus. 

“El Covid-19 no es una enfermedad de transmisión sexual, pero debe considerarse que se adquiere mediante la saliva, por lo que los besos son una fuente importante de contagio. Además, al estar muy cerca de una persona, nos exponemos a los fluidos que emite al hablar, toser o estornudar”, explicó la sexóloga de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala.

Como consecuencia de la emergencia sanitaria, el miedo puede ser un obstáculo que limite llevar a cabo practicas sexuales. Padilla Gámez comparó este fenómeno con lo que sucedió en la década de 1980 con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), pues fue en 1983 cuando se registró el primer caso de la enfermedad en nuestro país.

También lee: López-Gatell destaca descenso de contagio y defunciones por Covid-19 en el Valle de México

 “Creo que nos encontramos con un fenómeno parecido al que se presentó con el VIH, cuando algunas personas tenían un miedo irracional a relacionarse sexualmente; incluso hoy en día permanece esta reserva en un sector importante de la población”, expuso la académica de la Máxima Casa de Estudios. 

Sin embargo, mencionó que si se toman las medidas adecuadas para prevenir contagios, las probabilidades de contraer la enfermedad se reducirán considerablemente, por ello “se deberán extremar las recomendaciones de higiene y prevención”, determinó la integrante del Grupo de Investigación en Psicología y Salud Sexual de la UNAM.

Por otra parte, Nélida Padilla manifestó que para disfrutar de la sexualidad no es necesario vincularse con una o más personas; en cambio, pensó que el confinamiento ha sido una buena oportunidad para experimentar otros aspectos y otras formas de vida sexual, mediante el autoconocimiento. 

La experta aclaró que sentir placer trasciende de la práctica erótica, pues existen otras alternativas de probar sensaciones satisfactorias, por ejemplo a través de actividades recreativas relacionadas con disciplinas artísticas que pueden ser compartidas entre amigos y familiares.

También lee: El Covid-19 se comporta como una enfermedad de transmisión sexual

“Es fundamental ampliar la percepción de la sexualidad, pues no sólo implica el coito; abarca todo lo que somos, está en lo que sentimos, hacemos, gozamos, pensamos y se puede expresar con emociones, actividades, sentimientos y conductas”, reflexionó la especialista. 

Además exhortó a la población a hacer uso de las diferentes clases de preservativos y de láminas de látex (barreras bucales), así como recomendó el lavado exhaustivo de manos, con agua y jabón, previa y posteriormente de efectuar la relación sexual.

Un aspecto que puntualizó fue evitar entablar contacto íntimo con personas de reciente conocimiento, como otra forma de evitar el riesgo de contraer el SARS-CoV-2.

nrv

Temas Relacionados
covid 19 sexo vih

Comentarios