Vacuna para todos, vital para garantizar recuperación: FMI

Cartera 14/10/2020 03:51 Leonor Flores Actualizada 08:03

Si la pandemia empeora y las perspectivas de tratamientos se deterioran, el costo económico de la actividad será severo y se amplificará por las turbulencias financieras, alerta el organismo

La crisis provocada por la pandemia está lejos de terminar y si el panorama se agrava por no contar con una vacuna que esté al alcance de todo mundo los riesgos se incrementarán, advirtió la economista en jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath.

Por eso, afirmó que se requieren soluciones médicas efectivas para garantizar una recuperación económica sostenida,
“Si esto empeora y las perspectivas de tratamientos y vacunas se deterioran, el costo económico de la actividad sería severo y se amplificaría por las graves turbulencias de los mercados financieros”, ponderó.

Estableció que si bien prevén que la debacle de la economía mundial provocada por la pandemia será menor a la prevista en junio, advirtió que aún hay un alto grado de incertidumbre.

Lo anterior, porque el virus está resurgiendo junto con los confinamientos localizados en algunas economías para evitar nuevos contagios, expuso.

“Esta crisis está lejos de terminar”, reconoció al presentar la actualización de las perspectivas económicas (WEO, por sus siglas en inglés) en vísperas a la reunión anual de otoño del FMI y el Banco Mundial.

Gopinath, como economista líder del FMI, manifestó que todavía queda mucho por hacer para lograr una verdadera recuperación sostenida.

En primer lugar, mencionó que se requiere una mayor colaboración internacional para poner fin a esta crisis sanitaria.

Destacó que se realizan grandes avances en el desarrollo de pruebas, tratamientos y vacunas, pero sólo si los países colaboran estrechamente habrá una producción suficiente y una distribución generalizada.

“Estimamos que si se dispone de soluciones médicas con ma- yor rapidez y de forma más extendida, el ingreso mundial en términos acumulados podría incrementarse en casi 9 billones de dólares de aquí a 2025, aumentando los ingresos de todos los países y reduciendo la divergencia que existe”, apuntó.

“Hay esta divergencia en donde algunos países van a recibir su tratamiento y otros no, y entre tanto los países van a necesitar asistencia financiera, por eso pedimos que los gobiernos no retiren el apoyo”, señaló.

13oct2020-pib.gif

El virus sigue afuera

Por separado, el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Ángel García-Lascurain, coincidió en la importancia de tener una vacuna contra el Covid-19 para la reapertura total de la economía.

“El virus sigue allá afuera, no tenemos todavía una solución. Una vacuna universal para todos los mexicanos que permita reducir el riesgo”, advirtió.

Mientras tanto, y ante la apremiante necesidad económica de las empresas y las personas, hay que lograr ese balance con las precauciones necesarias para minimizar el impacto del confinamiento hasta que la vacuna esté disponible, consideró.

Deuda de empresas y hogares

El FMI destacó que uno de los riesgos y por el cual se retrasa la recuperación económica en la emergencia sanitaria es el aumento de la vulnerabilidad del sector empresarial y de los hogares durante la pandemia.

De acuerdo con el organismo, las unidades económicas como las personas tuvieron que recurrir al endeudamiento para enfrentar el impacto del Covid-19.

El Consejero Financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercados Financieros, Tobias Adrian, subrayó que muchas de estas empresas ya tenían muy altos niveles de pasivos antes de la crisis, y ahora el endeudamiento en algunos sectores está alcanzando nuevos máximos.

Signos vitales 

El FMI mejoró el pronóstico para la economía mundial este año, al pasar de una caída de -4.9% que se preveía en junio a -4.4%. La recesión menor profunda para 2020 se debe a una sólida recuperación en el tercer trimestre.

Sin embargo, recortó ligeramente la expectativa de avance para 2021, ahora a un crecimiento de 5.2% desde la proyección de 5.4% de hace cuatro meses.

Al interior de los nuevos pronósticos, el organismo mejoró sustancialmente las expectativas para la economía de Estados Unidos para 2020, de una contracción de -8% a -4.3%, pero ajustó la de 2021 a un crecimiento positivo de 3.1% desde 4.5% que estimaba en junio pasado.

Confirmó el pronóstico para México, que tuvo una ligera mejoría al pasar de -10.5% a -9% para este año, y el ajuste de 3.3% a 3.5% para el próximo ejercicio.

Comentarios