Precios bajos y diseño: Miniso y competencia seducen a mexicanos

Marcas como Mumuso, Yoyoso, Tutti y Hema se disputan un mercado que está cada vez más en busca de productos de calidad, pero que sean accesibles para cualquier tipo de presupuesto

Miniso
Ilustración: Ani Cortés/EL UNIVERSAL
Cartera 26/04/2020 02:18 Carla Martínez Actualizada 08:43

Los mexicanos pasaron de considerar que lo hecho en China “es malo”, y actualmente son compradores de productos asiáticos de diversas categorías, los cuales en algunos casos incluso se han vuelto símbolos de estatus.

Diseño, variedad, precios bajos y calidad atrajeron a quienes adquieren artículos en Miniso, Mumuso, Yoyoso, Minigood, marcas asiáticas minoristas del sector retail y en las cuales figuran conceptos europeos, como la mexicana inspirada en el estilo italiano, Tutti, y próximamente la holandesa Hema.

La invasión de estas tiendas que ofrecen una amplia gama de productos lleva a que los consumidores ingresen y salgan de ahí con una o más adquisiciones bajo el brazo.

Además, los negocios se encuentran en sitios estratégicos, tanto en centros comerciales como en lugares turísticos o de gran afluencia de personas.

Miniso, de origen chino pero inspirada en la cultura japonesa, es la primera en haber llegado a México. La fuerza de este concepto es tal que en 2019, Grupo Sanborns, de Carlos Slim Helú, adquirió 33.27% de su capital social.

La marca “gusta por su diseño, la tienda, el color, la forma en la que acomoda productos, pero, sin duda alguna, por su calidad”, afirma en entrevista César Medina, director de Mercadotecnia de la cadena.

En un par de años, detalla, se han abierto más de 200 sucursales en el país, enfocándose en un nicho que estaba acostumbrado a comprar productos de alto costo y no siempre de buena hechura.

“Miniso vino con esa disrupción de decir: ‘Sí puedo vender un producto de bajo margen, pero de alta calidad, y éste puede tener además características de estética que son competitivas en el mercado’”, explica.

Este concepto de establecimientos asiáticos ha elegido a México como el primer país de América Latina donde llegan a probar su oferta.

“Asia volteó a ver al país correcto para ser el primero de todo América para el abordaje y entendió muy bien cómo el continente se movía”, destaca el directivo de la empresa, la cual ya tiene presencia en otras 12 naciones de la región.

Los negocios se dirigen a un segmento poblacional de entre 18 y 35 años, mayormente mujeres, que representan alrededor de 70% de la clientela, aunque por el tipo de productos que manejan se considera que hay algo para toda la familia.

El interés de los connacionales por adquirir en estos sitios es evidente: de cada 100 personas que las visitan, alrededor de 36 compran algún artículo. Además, los consumidores regresan en promedio 1.5 veces al mes.

“Esta repetición habla de que ha cambiado el mindset [forma de pensar] del consumidor en cuanto a que no tiene que ver el origen y el precio respecto a la calidad del producto”, menciona Medina.

Otro ejemplo es Yoyoso, también de origen chino, pero con un concepto que hace referencia a la cultura coreana. Esta cadena asegura que su material es de alta calidad, creatividad y con precios competitivos, mismos que mejoran la vida de los clientes.

La marca llegó a México en 2018, tomando en consideración que el país es “una espléndida civilización antigua de América Latina y una de las economías de libre mercado más importantes del mundo”.

El propósito de la compañía radica en enfocarse en los consumidores jóvenes que buscan liberar la presión de compra para que disfruten de “la felicidad de realizar una adquisición”.

Mumuso es otro de los fuertes competidores del segmento retail asiático; abrió sus puertas en el territorio nacional a partir de 2018, con una sucursal en la plaza comercial Paseo Interlomas, en el Estado de México.

Leer tambiénLlega Hema a México; los holandeses que quieren competir con Miniso

Hacia finales de 2019, la empresa inspirada en el estilo de vida de Corea lanzó un plan de nuevas aperturas en Jalisco y la capital del país, adonde ha llevado todas sus categorías, que incluyen belleza, moda, para el hogar, estilo de vida, entre otras.

Estilo europeo sube al ring

Este año se espera la llegada al país de Hema, firma de retail de origen holandés, cuya estrategia se enfoca en ofrecer artículos para el hogar a precio razonable y con alta calidad.

“Es una marca que queremos empezar a posicionar como una minitienda departamental, en la que vas a poder encontrar productos sustentables dentro de 13 categorías”, explica David Maza, director de Mercadotecnia de la empresa para México.

Al igual que las tiendas asiáticas, esta compañía apuesta por atender a un nicho de entre 25 y 35 años, aunque busca atraer a compradores de todas las edades y gustos.

Sin embargo, se enfoca en artículos para el hogar. Esta oferta es para los jóvenes que salen de casa para vivir solos y prevén tener productos básicos, de buena calidad, pero que no sean tan costosos como los de grandes marcas que hay en el mercado.

“Es para jóvenes que migran de casa, y para empezar una nueva vida buscan el mejor diseño con la mejor calidad y precio”, destaca Maza.

La firma estima comenzar a operar en este 2020 y llegar a 200 tiendas en cinco años, empezando en la Ciudad de México, con 10 sucursales, así como en Monterrey y Guadalajara.

Objetos del deseo

Aunque se maneja en un segmento distinto, más relacionado con el mobiliario, pero también con un fuerte reconocimiento por su diseño, la cadena sueca IKEA perfila inaugurar en estos meses su primera sucursal en territorio nacional y la opción es la capital del país.

Hasta antes de la crisis por el coronavirus, la multinacional tenía planeadas inversiones de largo plazo y consideraba una expansión acelerada en los siguientes años.

Para la cadena, México será una nación relevante durante esta década, tanto por el nivel de gasto de sus consumidores, como por su importancia en América Latina.

IKEA es una compañía fundada en Suecia, con presencia en 50 países alrededor del mundo. A mediados de 2019, anunció su llegada al mercado nacional con su primera tienda que se ubicará cerca del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y en la que generará alrededor de 500 empleos directos.

El espacio comercial será de tres niveles, con 23 mil metros cuadrados y más de 7 mil artículos en venta, así como un restaurante.

Temas Relacionados
Miniso retail

Comentarios