15 | NOV | 2019
Imagen de un Cessna Citation 680 Sovereign como el que pretende subastar Pemex y que se usaba para trasladar a funcionarios. Foto/ESPECIAL

Pemex vende 2 aviones que usaban directivos

08/11/2019
01:31
Noé Cruz Serrano
-A +A
Indica que las unidades se adquirieron en 20 mdd hace 10 y 40 años; se pretende realizar la operación a través de una subasta pública

Read in English

Petróleos Mexicanos (Pemex) pondrá a la venta dos aviones de su propiedad del tipo Cessna Citation, usados para el transporte de funcionarios, como parte de su programa de enajenación de bienes e inmuebles considerados onerosos.

Las aeronaves fueron adquiridas a un precio conjunto de 20 millones 180.9 mil dólares, a un tipo de cambio de 13.12 pesos por dólar.

Una de las aeronaves, el Cessna Citation 680 Sovereign, tiene una antigüedad de 10 años y su compra representó en su momento un desembolso de 15 millones 500 mil 979.5 dólares.

Su último vuelo, de traslado a la base aérea de Santa Lucía, se llevó a cabo el 4 de marzo de 2019, con una duración de 20 minutos, con tres tripulantes, pero sin pasajeros.

De acuerdo con la ficha de características, este aparato tiene 2 mil 425 horas de vuelo y su último mantenimiento se realizó del 7 al 24 de octubre del año pasado, consistente en una inspección mayor anual.

También lee: Lujos complican venta de avión presidencial: ONU 
 

El avión fue exhibido en la Feria Aeroespacial que se efectuó del 24 al 27 de abril de este año.

El segundo aparato fue adquirido en 1979, por lo que su valor de compra se estima en 4 millones 680 mil dólares y su último vuelo, también de traslado, se realizó en la misma fecha que la aeronave anterior con los mismos destinos y el mismo tiempo de vuelo.

En este caso se trata de un Cessna Citation 501/SP Eagle II, construido en 1979 y con 7 mil 789 horas de vuelo. Su último mantenimiento tiene fecha de entre octubre y diciembre de 2018.

Esta aeronave también fue exhibida en la Feria Aeroespacial de abril de este año en la base aérea de
Santa Lucía.

El Consejo de Administración aprobó la venta de ambos aviones en la pasada sesión 949 extraordinaria del 8 de octubre, luego de recibir el dictamen de “no utilidad” emitido por la empresa petrolera estatal. Banobras fue designado agente enajenador y la operación se realizará a través de una subasta pública.

La enajenación de estas dos aeronaves permitirá a Pemex monetizar activos considerados no productivos que se suman a la venta de desechos ferrosos que este año le representarán a la empresa ingresos por 17.1 millones de pesos, otros desechos por 66 millones de pesos, y la venta de 370 vehículos por 16.2 millones de pesos

El pasado 15 de abril, EL UNIVERSAL informó cómo inició esta administración su Programa Anual 2019 de Enajenación de Bienes Muebles previamente desincorporados del dominio público, una vez que
se contó con el dictamen, la información y documentación necesarias para acreditar la conveniencia
económica, operativa y de negocio para su venta.

A nivel de gobierno, estas dos aeronaves se suman a la venta del avión presidencial que inició desde diciembre del año pasado.

El Boeing 787-8 viajó a California en busca de un nuevo dueño tras dos años y 10 meses al servicio del expresidente Enrique Peña Nieto.

Te puede interesar: Anuncia AMLO que ya hay comprador para el avión presidencial
 

En marzo de este año, el gobierno federal se apoyó en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para poner a la venta el avión presidencial, a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), instancia que publicó el anuncio para la venta del avión presidencial TP-01 José María Morelos y Pavón.

La solicitud estuvo disponible para su consulta en el portal mundial para proveedores de las Naciones Unidas y el registro de interesados estuvo abierto del 27 de marzo al 22 de abril del año en curso.

Sin embargo, aunque la operación de compra-venta aún no se concreta, el pasado 19 de septiembre el presidente Andrés Manuel López Obrador comprometió los recursos que se obtengan para diversos proyectos sociales, como la estrategia de atención al fenómeno migratorio y para dotar de agua potable a zonas del municipio hidalguense de Zacualtipán, aunque descartó lograr ganancias por la transacción.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios