No sólo fármacos; servicios médicos también encarecen

En Guadalajara y en Coatzacoalcos se detectaron las mayores alzas

Cartera 31/01/2020 03:29 Tláloc Puga Actualizada 03:34

Las familias recibieron el año no sólo con precios de medicamentos más altos, sino también con servicios médicos en establecimientos particulares que repuntaron de manera significativa, en medio del caos que enfrentan hospitales y clínicas por el desabasto de medicinas que ocasionó la nueva estrategia de compras del gobierno federal.

Considerada una de las tres principales metrópolis del país, Guadalajara fue la ciudad donde los consultorios, laboratorios y hospitales privados subieron más el precio de sus servicios, con un aumento de 2% en la primera mitad de enero frente a la segunda quincena de diciembre pasado, indica una muestra de siete tipos de servicios que recaba el Inegi.

La capital de Jalisco tuvo la mayor alza en servicios de hospitalización general en México, de 6.5%, y significó el aumento más pronunciado en los últimos 17 años, desde la segunda quincena de febrero de 2003, cuando se elevaron 10.5%.

Situada en uno de los principales puertos del sur del país, Coatzacoalcos, Veracruz, fue la región donde más subieron los servicios de hospitalización por parto, con un alza de 7.9%, y representó el mayor incremento desde que se tiene registro en la entidad.

En esta ciudad también repuntó 3.7% la hospitalización general, siendo la segunda localidad del país donde más subió este servicio, sólo detrás de la Perla Tapatía.

30ene2019-salud.gif

En Torreón, Coahuila, destaca el encarecimiento de 4% en los análisis clínicos, que representó el aumento más pronunciado en cinco años, desde la segunda quincena de enero de 2015.

Sólo detrás de Mexicali, la Ciudad de México y su Área Metropolitana fue la segunda zona del país donde más se elevó la atención médica durante el parto, con un repunte de 2.4% en la primera quincena de enero y significó la mayor alza en seis años, desde inicios de 2014.

De 55 ciudades y áreas metropolitanas en las cuales el Inegi cotizó precios, 39 registraron aumentos en los servicios médicos durante la primera quincena de enero, en tanto que en 14 la variación fue nula y en dos hubo disminuciones.

Las principales causas de atención de morbilidad en los establecimientos particulares son el embarazo, parto y puerperio (periodo que inmediatamente sigue al parto), de acuerdo con el instituto.

Médicos explican que después de un parto normal, la paciente puede permanecer en el hospital desde unas cuantas horas hasta un día, pero tras una cesárea, debe estar entre dos o tres días, dependiendo su recuperación, lo que suele elevar el precio del servicio.

Hace un año, el Inegi contabilizó 2 mil 863 establecimientos particulares que proporcionaban servicios de salud en el país, 460 ubicados en el Estado de México, 260 en la Ciudad de México, y 214 en Jalisco.

En cambio, Campeche contaba con apenas nueve establecimientos; Nayarit con 11, y Baja California Sur y Colima, con 13 cada uno.

De cada 100 establecimientos privados, 91 tienen la categoría de hospital general, cinco de ginecoobstetricia y el resto corresponde a pediatría, psiquiatría, traumatología y otras especialidades.

Comentarios