Los ganadores en medio de la crisis por Covid-19

Ante la incertidumbre por la pandemia, inversionistas se han refugiado en metales preciosos y en alimentos básicos como la naranja, lo que ha incrementado su valor

Los ganadores en medio de la crisis por Covid-19
Ilustración: Ani Cortés. El Universal
Cartera 13/09/2020 04:00 Leonor Flores Actualizada 04:34
Guardando favorito...

Con la crisis sanitaria por el Covid-19 y los efectos económicos en los mercados financieros, se revalorizaron los productos básicos que forman parte de la vida cotidiana, como el jugo de naranja, el café, azúcar, arroz y el oro.

Estos alimentos y metales forman parte del grupo de materias primas o commodities, como se les conoce en los mercados de futuros en donde se negocian.

Los más notorios son el petróleo y el oro, pero con la volatilidad financiera por la pandemia, los inversionistas se refugiaron en otros metales preciosos y productos como la naranja, por la alta demanda que registró al considerarse que su consumo ayudaría a reforzar el sistema inmunológico.

También hubo mayor interés por parte de la población por consumir alimentos naturales, por lo que repuntaron los precios de estos productos básicos en los mercados financieros.

La peor parte se la llevaron los relacionados con la energía y en particular el petróleo, ante la caída de los precios del crudo.

Hasta ahora, los ganadores de la crisis por la mayor alza en sus cotizaciones son los contratos de la naranja, el arroz y el oro, junto con el paladio, que además de usarse para joyería se emplea para medicina, odontología y purificación de hidrógeno.

El director de Análisis y Estrategia de Grupo Financiero BX+, Juan F. Rich, explica que el término commodities proviene del inglés, y son productos que se usan como materias primas.

Si bien en estos momentos volvieron a ser los preferidos de muchos inversionistas, dice que en general se trata de bienes que se consumen todos los días.

Pone como ejemplo al petróleo, una de las mercancías que cotizan a diario en los mercados y que muchas veces determina el precio que se va a pagar por los combustibles.

En otros países el valor que paga el consumidor fluctúa dependiendo de los petroprecios, porque además de ser la base para producir gasolinas, los hidrocarburos están presentes en materiales como el nylon.

Otras materias primas que se utilizan cotidianamente son agrícolas, como la soya, el algodón y el café.

“Son bienes básicos que cotizan en los mercados financieros, pero que usamos todos los días”, enfatiza el experto.

CÓMO INVERTIR
 

El consumo de estos productos en la pandemia ha permitido que algunas industrias no salieran tan impactadas, pues la gente no dejó de comprarlos y aumentó su consumo, lo que significó empleos e inversiones.

Las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) son las que aprovechan más estos commodities para sus productos, como por ejemplo el cacao, como materia prima para producir chocolate.

También los referenciados al ganado para las compañías de alimentos que venden pollo o carne para las hamburguesas fueron muy solicitados durante la cuarentena, por medio de aplicaciones móviles.

En la BMV los inversionistas también pueden incluir estas opciones en su portafolios.

Rich explica que hay instrumentos de inversión en los que se replican los movimientos de los precios de los commodities en los mercados financieros.

Por ejemplo, si alguien estuviera interesado en comprar oro luego de que subió su precio, lo puede hacer de manera indirecta. En lo que va del año, su cotización presenta un crecimiento de 27.3% por la incertidumbre de la pandemia y ante las tasas bajas en Estados Unidos.

Los inversionistas se refugian en este metal precioso para preservar el valor de sus activos.

Comprar monedas en oro, expone, implica salir y guardarlo, y cuando uno lo quiera vender, su valor no cambia uno a uno, como en el mercado de valores.

Lo mismo sucede con una joya de plata que se atesora en los hogares, destaca.

SECTORES
 

Los commodities se clasifican en rubros. Uno es el de energía, en donde están el petróleo, gas y carbón. El segundo, de los metales, se divide en dos: los preciosos y los industriales, como acero, cobre y níquel.

En tercer lugar, los agrícolas, como ganado, trigo y maíz.

El especialista pondera que, en tiempos de incertidumbre, los metales preciosos como activo-refugio tienden a subir de precio, mientras que cuando hay una baja en el crecimiento de la economía, el petróleo disminuye su valor.

FONDOS DE PENSIONES
 

Algunas de las Afore invierten el dinero de las pensiones de sus afiliados en diversas mercancías.

Datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) indican que los activos de los 67.1 millones de cuentas que manejan las administradoras sumaron 4.2 billones de pesos, equivalentes a 17.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

Al cierre del primer semestre de 2020, la cartera de las sociedades de inversión de las Afore destinaba 51.9% del total del ahorro pensionario de los afiliados a valores respaldados por el gobierno federal.

En deuda privada de empresas nacionales está invertido 15.9% y en acciones de empresas que cotizan en bolsas de valores internacionales hay 18.1%.

También invierten en fideicomisos relacionados con proyectos inmobiliarios, conocidos como Fibras, y en deuda internacional. Una proporción muy pequeña la destinan a mercancías, con 0.5% del total, rubro en el cual hay una plusvalía a favor de los afiliados a las Afore de mil 63 millones de pesos.

Existen 1.3 billones de pesos del ahorro pensionario de los mexicanos que se encuentran en inversiones para el desarrollo de empresas mexicanas de distintos tamaños que pertenecen a diversos sectores de la actividad económica, y muchas seguramente están relacionadas con los commodities.

La inversión de las Afore en títulos no gubernamentales para el financiamiento de actividades productivas en el sector de alimentos fue de 35 mil 303 millones de pesos al cierre de junio del presente año, y en siderúrgicas, por 66 millones de pesos.

Las Afore también están invirtiendo en el papel que emiten en el mercado de valores las empresas productivas del Estado, que son las que de alguna forma tienen que ver con los commodities del sector energético.

Al cierre del primer semestre del año, en papel de deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) hay invertidos 59 mil 936 millones de pesos del ahorro de los mexicanos que están en alguna de las Afore.

Temas Relacionados
mercados financieros Covid-19
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios