IMCO: México se rezaga en competitividad

Se encuentra entre las 10 naciones peor evaluadas, de acuerdo con su reporte 2017

Afectación. El IMCO externó su preocupación por la violencia y corrupción que se vive en el país (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 30/11/2017 04:08 Ivette Saldaña Actualizada 04:17
Guardando favorito...

[email protected]

A pesar de que México mejoró entre 2016 y este año al pasar de sitio 37 al 36 en el Índice de Competitividad Internacional 2017 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), se mantiene entre los 10 países menos competitivos del mundo.

Las mayores preocupaciones tienen que ver con la problemática en violencia y corrupción que se vive, de acuerdo con el instituto.

De los 10 subíndices que integran el indicador, la economía mexicana subió en seis: derecho, medio ambiente, sistema político, mercado de factores, economía y relaciones internacionales. Sin embargo, se mantuvo en el mismo lugar en cuatro aspectos: sociedad, gobiernos, precursores e innovación.

Pese al avance, México no mejoró con respecto a otros países, lo que lo llevó a quedar en los últimos 10 sitios junto con Colombia, Turquía, Rusia, Argentina, Sudáfrica, Indonesia, Guatemala, India y Nigeria.

“México no está avanzando a la velocidad que debe hacerlo, no está dando el ancho (...) los avances se deben a retrocesos, y no a que seamos mejores”, dijo la investigadora del IMCO, Melina Ramírez.

El director general del IMCO, Juan Pardinas, dijo que se vive el peor año de inseguridad y homicidios, algo que preocupa porque no se han tomado acciones para combatir la corrupción y reconstruir la seguridad pública, como reformar el artículo 102 para tener una fiscalía que sirva.

Añadió que para que funcione el Sistema Nacional Anticorrupción es necesario que haya autonomía del Ministerio Público, funcionalidad del sistema de procuración de justicia y una verdadera división de poderes.

Hay mucho por hacer en diversas áreas, como implementar las reformas, crear un sistema de seguridad universal, tasar con cero a los asalariados formales que ganan menos de 10 mil 298 pesos mensuales, entre otras propuestas.

Para el IMCO, ante la falta de un pleno Estado de derecho, las perspectivas son que “de no enfrentarse, México será un país más pobre, violento y con menos oportunidades de prosperidad”.

Por ello, dentro de los cinco desafíos que amenazan la competitividad en el país y que deben de incluirse en los pendientes del próximo presidente, están continuar la reforma educativa y energética, disminuir la informalidad, aprovechar la tecnología para hacer más eficiente el desempeño del país, tomar en cuenta que la relación con Estados Unidos debe verse más allá de la crisis que implica la imprudencia de Donald Trump y trabajar por fortalecer el Estado de derecho, combatir la corrupción e impunidad.

La reforma energética debe mantenerse, según el IMCO, porque frenarla implicaría sacar 190 mil millones de pesos del presupuesto público para compensar la inversión privada que se ha detonado.

El director general adjunto del instituto, Manuel Molano, dijo que el problema actual es que Pemex sigue siendo de las empresas menos productivas del mundo.

Además, la reforma educativa debe acelerar su ritmo, porque se observa un decremento en la aplicación de las evaluaciones de desempeño magisterial.

 

Temas Relacionados
Imco competitividad
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios