19 | ABR | 2019
La perspectiva de la calificación de la petrolera mexicana es negativa
La calificadora señaló que el ajuste se aplican a aproximadamente 80 mil mdd en notas pendientes y todas las emisiones a largo plazo en escala nacional (Foto: Archivo EL UNIVERSAL)

Fitch reduce calificación de Pemex

29/01/2019
18:22
Antonio Hernández
Ciudad de México
-A +A
La calificadora redujo la calificación a largo plazo a 'BBB-' desde 'BBB +' y las calificaciones nacionales a largo plazo a 'AA (mex)' de 'AAA (mex)'

Read in English

La calificadora Fitch Ratings redujo la calificación de Pemex en moneda local y extranjera a largo plazo a 'BBB-' desde 'BBB +' y sus calificaciones nacionales a largo plazo también las redujo a 'AA (mex)' de 'AAA (mex)'.

Según la agencia, la perspectiva de la calificación de la petrolera mexicana es negativa.

En un comunicado, Fitch explicó que este ajuste a la baja en la empresa productiva del Estado se aplican a aproximadamente 80 mil millones de dólares en notas pendientes y todas las emisiones a largo plazo en escala nacional.

“Las bajas en la calificación reflejan el continuo deterioro del perfil crediticio independiente de Pemex”, dijo Fitch Ratings.

Así, explicó que continúa evaluando la propiedad y el control de la compañía por parte del gobierno como "muy fuerte" y su historial de apoyo como "moderado" debido a las grandes extracciones de efectivo por parte “del gobierno de Pemex en los últimos años. Fitch podría reducir aún más su evaluación del apoyo del gobierno si se realizan grandes transferencias adicionales”, dijo la agencia.

En ese sentido, añadió que dicho escenario podría resultar en una presión de calificación negativa adicional.

“En opinión de Fitch, la medida de apoyo recientemente anunciada por el gobierno mexicano para Pemex no es suficiente para compensar el reciente deterioro en la compañía”, explicó.

Fitch añadió que las dificultades financieras en Pemex podrían interrumpir el suministro de combustibles líquidos en todo el país, lo que podría tener importantes consecuencias sociales y económicas para México.

“México es un importador neto de combustibles líquidos y Pemex se basa en la importación de productos básicos de petróleo, incluyendo gas seco, productos derivados del petróleo y productos petroquímicos para satisfacer la demanda local. Durante 2018, PEMEX importó aproximadamente el 70% de la gasolina y el diesel vendidos en México.

La angustia financiera en Pemex también podría tener implicaciones en la capacidad de recaudar financiamiento del gobierno”, dijo.

El cambio realizado por la calificadora a Pemex la lleva del octavo al décimo escalón en su escala y la deja a un paso de caer en la nota 'BB', considerada especulativa.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios