Distribuidoras, en riesgo sin reglas claras: AMDA

La industria automotriz es motor para el crecimiento y el desarrollo, dice
El presidente de la AMDA, Guillermo Prieto Treviño, durante la inauguración del Foro Automotor 2018 que organiza la asociación. Foto: CORTESÍA
18/10/2018
02:51
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

La falta de claridad en las reglas, en las políticas públicas o cambios radicales de la siguiente administración pueden provocar el cierre de distribuidoras de automóviles en el país, advirtió el presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotores (AMDA), Guillermo Prieto Treviño.

Cuando “empiecen a hacer una cantidad de locuras”, la estabilidad de los negocios cambiará y dejaría de haber inversiones y hasta cierre de empresas o salida de plantas automotrices, porque los empresarios son los que “se la juegan y crean los empleos”, dijo en el 10 Foro Automotor que organiza la AMDA.

La industria automotriz representa 18% del PIB manufacturero, con una balanza comercial positiva de 70 mil millones de dólares y “si el gobierno no se da cuenta que es una industria que genera y es motor para el crecimiento y el desarrollo entonces vamos a meternos en un grave problema”.

Por eso hay que considerar que los elementos que afectarían el crecimiento serían las políticas públicas e incentivos no alineados que frenen el crecimiento, porque “las plantas automotrices se pueden ir del país y los distribuidores cerrar sus empresas”, como sucedió cuando Brasil entró en crisis hace cinco o seis años que cerraron mil 500 agencias distribuidoras en un año.

Prieto Treviño pidió que no se tomen medidas que impacten a los mercados. “Por ejemplo, cancelar el aeropuerto, que no haya certeza para las inversiones. El que no haya una política pública clara en el sector manufacturero hará que los capitales se ahuyenten”.

Explicó que, aun así, la industria automotriz apuesta a un crecimiento de las ventas para el próximo año, pese a que en este ejercicio se prevé una desaceleración, aunque tampoco grave.

Detalló que en 2017 se vendieron un millón 530 mil unidades, y en 2016 un millón. Para este año la previsión es que se comercialicen un millón 450 mil.

Otro tema que preocupa es que no hay claridad en qué pasará con la nueva verificación ambiental para los vehículos. “Las nuevas reglas en la verificación en la Ciudad de México traen un relajo y no se acaban de poner de acuerdo y no conocen ni las reglas ni las han emitido bien, ni se han puesto de acuerdo, y lo importante es ir tratando de evitar distorsiones”, dijo Prieto Treviño.

Explicó que permanecerán en el país con sus compañías “mientras no veamos cosas que realmente afecten la rentabilidad de los negocios o de las empresas”.

Comentó que trabajarán en una estrategia con la nueva administración para aumentar el financiamiento, ordenar la importación ilegal de automóviles, tener una estrategia integral fiscal, reordenamiento de las importaciones sobre la tenencia, simplificación en materia de prevención de lavado de dinero, así como un régimen tributario de vehículos híbridos y eléctricos.

Mantente al día con el boletín de El Universal