18 | OCT | 2019

Crónica. ¿Estás ahí? La esperanza de escuchar una respuesta

20/09/2017
11:07
Mario Alberto Verdusco y Carla Martínez
-A +A
¿Juan Pablo? ¿Estás ahí? ¿Juan Pablo? ¿Anayeli? Eran dos rescatistas que pidieron silencio en la zona para tratar de escuchar a dos de las personas que se presumen están debajo de los escombros del que fuera un edificio.

En 16 horas la avenida de Gabriel Mancera esquina con la calle Escocia, en la Colonia Del Valle pasó del estruendoso ruido por la caída de un edificio a un profundo silencio.

De pronto solo se escucho: ¿Juan Pablo? ¿Estás ahí? ¿Juan Pablo? ¿Anayeli? Eran dos rescatistas que pidieron silencio en la zona para tratar de escuchar a dos de las personas que se presumen están debajo de los escombros del que fuera un edificio.
 

Artículo

Con los puños arriba: ¡Silencio!

En la colonia Emperadores un edificio se vino abajo en sólo 50 segundos; topos y vecinos intentaban oír algún grito de auxilio entre los escombros
Con los puños arriba: ¡Silencio!Con los puños arriba: ¡Silencio!

 

Tres cuartos de hora después de los gritos la respuesta nunca llegó. Por la noche de ayer y la madrugada, ejercitó, vecinos y trabajadores de CFE aceleraron actividades para despejar el área y tratar de llegar a las personas.

Después del temblor, en las redes sociales se intensificaban los mensajes pidiendo apoyo debido a que Juan Pablo estaba bajo los escombros pidiendo auxilio a través de Whatsapp.

Por la noche del martes, los voluntarios y rescatistas sabían que los dos jóvenes seguían con vida y comenzaron la búsqueda con perros de rescate para localizar la zona donde se encontraban y poder auxiliarlos.
 

Artículo

Crónica. Una ciudad de voluntarios

Doce horas después del sismo que golpeó a la Ciudad de México, Puebla y Morelos, los capitalinos aún buscan a sus heridos y, en silencio, lloran a sus muertos
Crónica. Una ciudad de voluntariosCrónica. Una ciudad de voluntarios

 

Además, se estima que hay 10 personas desparecidas en la zona.

Casi a las 3 horas de la mañana de este miércoles, una chica comenzó a elaborar un listado con los desaparecidos tanto del edificio colapsado en Escocia como en la calle de Edimburgo, a unos pasos del primero.

Al mismo tiempo se llevó a cabo un cambio en el equipo de personas que apoyaban con la remoción de escombros, salieron 40 y entró la misma cantidad de hombres.

 “Es una montaña de escombros eso”, dijo un joven que dejaba su turno y quien desconocía si había algún sobreviviente bajo los pisos apilados del edificio que alguna vez ocupó esa esquina en la colonia del Valle.

A las 5 horas del miércoles y todavía en una inmensa oscuridad el equipo de CFE terminó con la desconexión de los cables de un poste que se mantuvo en pie en la esquina de Escocia y Gabriel Mancera y se retiró del lugar, dejando solamente un camión desde donde dos rescatistas iluminaban los recovecos de los escombros buscando y esperando una repuesta de Juan Pablo o Anayeli.

tcm

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios