Covid exacerbará desigualdad en América Latina

Contingencia sanitaria afectará, sobre todo, los niveles de pobreza, consideran organismos internacionales

Covid exacerbará desigualdad en América Latina
Las personas consideradas vulnerables son aquellas que reciben entre 110 y hasta 260 pesos al día por habitante de la familia. Foto: Esteban Biba. EFE
Cartera 26/12/2020 03:11 Ivette Saldaña Actualizada 03:12
Guardando favorito...

Los ingresos diarios de cada persona definen el estrato socioeconómico en el que se encuentra y que pueda ser pobre, vulnerable, de clase media o acomodada, de acuerdo con un reciente estudio de la Cepal; CAF, Banco de Desarrollo de América Latina; la Unión Europea y la OCDE.

Para América Latina, región en la que se incluye a México, se definió que una persona pobre percibe hasta 5.5 dólares al día de paridad de poder adquisitivo de 2011, lo que, a un tipo de cambio de 20 pesos por divisa verde, se traduce en 110 pesos diarios, lo que limita su capacidad para satisfacer sus necesidades.

Las personas que esos organismos consideraron vulnerables son aquellas que reciben entre 5.5 y 13 dólares diarios, un rango de 110 hasta 260 pesos al día por habitante de la familia.

Para que una persona pertenezca a la clase media se estima que debe tener ingresos de 13 a 70 dólares, equivalentes a un rango de 261 y hasta mil 400 pesos.

Finalmente, en la clasificación acomodados se ubican aquellas familias que tienen un ingreso por persona de más de 70 dólares diarios, es decir, de más de mil 400 pesos, de acuerdo con las Perspectivas Económicas de América Latina 2020.

En el documento, los organismos advierten que la crisis sanitaria provocará que aumenten los niveles de pobreza y desigualdad que se estancaron desde 2014.

La directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad de la Universidad Iberoamericana, Graciela Teruel, dijo que no hay un indicador único que mida los estratos socioeconómicos y agregó que, si bien es importante medir los ingresos como el indicador más importante, debe entenderse que no es lo único, porque también tiene que conocerse el nivel de bienestar de las personas.

Por ello, la Universidad Iberoamericana trabaja con el Inegi en una nueva definición de bienestar, la cual incluye ingresos, pero también educación, salud, nutrición, medio ambiente, seguridad y demografía. Se prevé tener este indicador en un par de años.

La académica afirmó que la OCDE incluye dimensiones de seguridad, medio ambiente, salud e ingresos, entre otras.

Mientras tanto, hay varias maneras de medir los estratos, por ejemplo, “las definiciones del Coneval incluyen ingreso y seis carencias adicionales. Importan mucho el ingreso, el acceso a la alimentación, la seguridad social, el rezago educativo, las características y el espacio de la vivienda; esos temas confluyen para determinar quién es pobre y quién no, es decir, se mide el espacio del ingreso y del bienestar”.

De acuerdo con el Coneval, con cifras a octubre de 2020, una persona en pobreza extrema por ingresos es aquella que tiene un ingreso mensual de mil 212.33 pesos para vivir en zona rural y de mil 681.61 pesos para la urbana.

En el caso de la línea de pobreza por ingresos, el Coneval consideró que una persona que vive en zona rural y tiene percepciones de hasta 2 mil 150.24 pesos está en dicha condición y de 3 mil 283.33 pesos si vive en ciudad.

En ambos casos se considera que con ese dinero se podrá comprar una canasta alimentaria. Una persona que vive en zona rural requiere 40 pesos diarios para sus alimentos, y 56 pesos quienes viven en zonas urbanas.

Temas Relacionados
Covid-19 América Latina
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones