Banxico prevé que PIB crezca hasta 6.7% en 2021 por las vacunas

El escenario central es que la economía avance 4.8% este año, pero dependerá del proceso y efectividad de dosis anti-Covid, dice; confía en que ley eléctrica promueva inversión y energías limpias

Cartera 04/03/2021 02:55 Leonor Flores Actualizada 02:56
Guardando favorito...

Apoyado por el proceso de vacunación, Banco de México (Banxico) presentó sus expectativas para la economía que resultaron ser mucho mejor a las esperadas y superior a las proyectadas hasta el momento por los organismos multilaterales.

El nuevo pronóstico prevé para 2020 un avance del Producto Interno Bruto (PIB), en el rango más bajo de 2.8%, y en el más alto con hasta 6.7%.

Antes de Banxico, el Fondo Monetario Internacional (FMI) tenía el pronóstico más optimista para la economía mexicana durante este año, con una expansión de la actividad de 4.30%.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) tiene una proyección de 3.80%; el Banco Mundial (BM) calcula un avance de 3.70%, mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 3.60%.

Al dar a conocer el Informe Trimestral, el gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León, explicó que el nuevo pronóstico se sustenta en las noticias positivas sobre el desarrollo, producción y distribución de vacunas contra el Covid-19.

Lo anterior, permite una perspectiva más favorable para el mediano plazo, aunque el funcionario reconoció que todavía se enfrentan retos importantes, entre ellos el proceso de vacunación y su efectividad.

03mar2021-escenarios.gif

Tres caminos

Presentó un escenario central, en el que se anticipa que la economía nacional repuntará 4.8% en 2021, desde 3.3% estimado antes. Para la expectativa de 2022 se pasó de 2.6% a 3.3%.

El gobernador explicó que dichas revisiones se derivan tanto de una mayor base de crecimiento al cierre de 2020, como de una mayor previsión de crecimiento para la actividad industrial en Estados Unidos.

Advirtió que el desempeño de la economía aún está sujeto a presentar altibajos, toda vez que la pandemia sigue en curso y la dinámica responderá al comportamiento diferenciado de los componentes de la demanda y de los sectores productivos.

Si hay mayores avances en la campaña de vacunación, tanto en el plano local como internacional, Banxico espera un mayor efecto sobre la economía, con un incremento de 6.7% en 2021, y de 3.4% para el siguiente año.

Pero en el supuesto de más afectaciones de mayor duración y profundidad por las medidas contra la pandemia, y la incertidumbre en relación con la continuidad de los estímulos fiscales en otros países, el crecimiento sería menor con 2.8% y 3% para 2021 y 2022, respectivamente.

Reforma a ley eléctrica

Más adelante, el gobernador central se refirió a la nueva Ley de la Industria Eléctrica y a la reforma para la subcontratación laboral.

Alejandro Díaz de León dijo que 2020 fue un año complejo por la reducción en la demanda de energía eléctrica, situación o coyuntura que complica la interacción entre la empresa productiva del Estado (Comisión Federal de Electricidad) y los productores privados de energía, y con la nueva legislación porque se modifica esta relación.

Por lo que confió en que, al implementar la reforma, se pueda lograr un balance adecuado entre varios elementos que son deseables, como eficiencia, reducción de costos y promover la inversión para hacer frente a la demanda, así como a una mayor participación de las energías limpias.

“Entendemos que ha sido como señalé un cambio en la interacción y será que en la implementación se logren estos balances que necesita la economía”, consideró Díaz de León.

Subcontratación

Sobre la reforma para el outsourcing, que aún está pendiente de ser aprobada en el Congreso, Banxico la incluyó en el balance de riesgos para la economía.

El peligro que advierte es que no se llegue a un acuerdo sobre
la regulación de subcontratación que permita, al mismo tiempo, proteger el empleo y los derechos de los trabajadores y lograr
una asignación eficiente y flexible del trabajo.

“Esto es clave. Por un lado, es evidente que se tiene que proteger el empleo y los derechos de los trabajadores, y a la vez se
debe contar con mecanismos que tengan la flexibilidad necesaria para tener una asignación eficiente del factor trabajo”, expuso el gobernador de Banxico.

“Se debe encontrar esa combinación de esos dos factores, si se logra será un factor que contribuya a que el empleo no sólo avance sobre bases firmes, sino con un marco de mayor cumplimiento pleno a las obligaciones patronales y derechos de los trabajadores”, condicionó.

Temas Relacionados
banxico pib
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios