Suscríbete

Aduanas, clave contra mercancía ilegal: IMPI

En este sexenio, 95% de los productos asegurados se retuvo por esa autoridad; ocho de cada 10 mexicanos compran artículos pirata, según la AmCham

Ayer se destruyeron 4 millones 616 mil productos piratas, entre ellos pilas para celulares y alcalinas, suplementos alimenticios, rastrillos, juguetes, bolígrafos, cigarreras, balones, tenis, colores, así como 27 kilos de fármacos de patente. (EFE)
Cartera 25/08/2018 03:08 Ivette Saldaña Actualizada 03:34

[email protected]

Las aduanas son el principal punto de entrada de la mercancía apócrifa que aseguran las autoridades del país. En lo que va de esta administración, 95% de los 10 millones de productos asegurados se retuvo en aduanas, mientras que el resto fue de producción nacional, dijo el director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), Miguel Ángel Margáin.

Durante el evento en el que se destruyeron 4 millones 616 mil productos piratas, entre ellos pilas para celulares y alcalinas, suplementos alimenticios, rastrillos, juguetes, bolígrafos, cigarreras, balones, tenis, colores, así como 27 kilos de fármacos de patente, expuso que el evento “representa la victoria del Estado de derecho frente a prácticas realizadas al margen de la ley, además de constituir un ejemplo de transparencia y rendición de cuentas”.

Dijo que debe haber mayor conciencia de problema que significa la comercialización de mercancía apócrifa. “Debemos ser conscientes de los graves impactos que producen la piratería, el contrabando y la competencia desleal, que afectan las finanzas públicas y el empleo, entre otros aspectos”.

En el mismo evento, la directora de la American Chamber México (AmCham), Ana López Mestre, dijo que ocho de cada 10 mexicanos compran productos piratas, hecho que provoca pérdidas a la industria nacional por 43 mil millones de pesos anuales.

“No solamente implica pérdidas multimillonarias para nuestras empresas, sino que pone en riesgo la seguridad y salud de la población, las finanzas públicas y deteriora la cohesión social”, añadió.

López Mestre expuso que los eventos de destrucción de mercancías apócrifas llevan un claro mensaje de que la piratería, la ilegalidad, la informalidad y el crimen organizado no tienen cabida en el México que se quiere tener.

Un estudio del organismo empresarial aplicado en 2015 arrojó que en las principales ciudades del país hay un alto consumo de piratería, sobre todo de películas, música, ropa, accesorios y calzado, entre otras categorías.

Los cálculos de AmCham indican que el gobierno mexicano deja de recaudar en promedio 2 mil 780 millones de pesos anualmente a causa de los productos pirata.

Durante la Tercera Destrucción de Mercancía Asegurada del IMPI, López Mestre explicó que “aún enfrentamos un reto enorme, que tiene que ver con un cambio de mentalidad y en la manera de ser corresponsables”.

Al respecto, el presidente de la Asociación Mexicana para la Protección de la Propiedad Intelectual, Fernando Becerril Orta, explicó que el grave problema es que la piratería también causa riesgos de salud, porque hay hasta medicinas, maquillaje, alcohol y tabaco, pero el consumidor final no está consciente de ello.

Comentarios