Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

You are here

El ego que hace bien

El ego es una parte fundamental de lxs seres humanos, nos ayuda a crecer, perseguir y principalmente a equilibrar nuestra autoestima. Pero como todo, también existe el lado negativo, cuando una persona tiene el ego en la cima, que aparenta tener una buena apreciación de sí mismx, en realidad lo que le sucede es que tiene la autoestima en el piso. Esto provoca sentirse el centro del universo, que todxs quieran tener que ver con ella y peor aún, que casi casi existan conspiraciones en su contra.
02/02/2017
13:09
-A +A

El ego es una parte fundamental de lxs seres humanos, nos ayuda a crecer,  perseguir y principalmente a equilibrar nuestra autoestima. Pero como todo, también existe el lado negativo, cuando una persona tiene el ego en la cima, que aparenta tener una buena apreciación de sí mismx, en realidad lo que le sucede es que tiene la autoestima en el  piso. Esto provoca sentirse el centro del universo, que todxs quieran tener que ver con ella y  peor aún, que casi casi existan conspiraciones en su contra.

 Las personas que sufren de ego exacerbado todo lo ven poco, pero paradójicamente están en la búsqueda  constante de  la aprobación de los demás, aunque quieran aparentar lo contrario.  Cuando no consiguen la atención y aprobación del entorno, se enojan,  se resienten y  empiezan un embate contra lxs demás. Sienten que nadie lxs merece  pero el sentimiento real es de un enojo muy profundo que   lastima y hace que lastimen a otrxs.

Por otro lado, el ego “bueno” ayuda a la persona a superarse,  a intentarlo de nuevo o simplemente a esforzarse más en lo que esté haciendo. El ego puede ser una fuerza interna de autodestrucción pero también de superación.  Casualmente un factor que puede balancear el ego bueno y el ego malo es el trabajo de la autoestima.  Si se trabaja  todos los días de manera personal y espiritual la autoestima comenzará a “florecer”.  Personalmente  creo que el trabajo espiritual tiene que ver mucho más con el agradecimiento, la honestidad y  la generosidad que con las prácticas religiosas o filosóficas.   Llevar un estilo de vida personal basado en principios espirituales puede alimentar el amor propio y el amor por los demás. La autoestima tiene que generarse desde adentro, no desde la opinión ajena. Todo el mundo puede opinar maravillas de alguien que si no lo cree o siente que esos halagos no son suficientes (por culpa del ego) no servirá para construir su autoestima. En cambio si es una persona agradecida va a buscar los aspectos  positivos en lxs demás y las situaciones lo que le ayudará a construir la opinión de sí mismo con una perspectiva distinta.

En realidad no es que existan dos egos,  es el mismo pero se carga a polos opuestos  y somos nosotrxs mismos los que le damos el equilibrio con la conciencia y la buena voluntad.

[email protected]        

Dale la vuelta a tu cabeza
Autora de Girando en un tacón y Ya Aliviánate. Consejera en Adicciones. Corredora de montaña y ultradistancia. Girando en un tacón es un espacio para la reflexión y el compartimiento de temas y...

Comentarios

Comentarios