Girando en un tacón
Dale la vuelta a tu cabeza

Se encuentra usted aquí

Chocar contra la pared

Hay distintas maneras de saltarse o esquivar la pared o simplemente correr con tranquilidad
11/12/2015
00:00
-A +A

Chocar contra la pared es un término  que los [email protected] le dan al frustrante suceso  de quedarse sin energía.  No sucede de la nada, chocar contra la pared conlleva  una serie de desgastes de reservas de glucógeno e hidratos de carbono que provocan cambios   fisiológicos que llevan al cuerpo y a la mente figurativamente  a chocar contra una pared. El término se lo dan los maratonistas  porque  generalmente sucede  durante carreras de distancias largas como los maratones (42kms ) pero realmente el quedarse sin gasolina puede pasar en cualquier tipo de carrera y hasta en la vida.

Hay distintas maneras de saltarse o esquivar  la pared o simplemente correr con tranquilidad la totalidad de la carrera  sin temor al tremendo y frustrante choque, medidas que se deben tomar desde el entrenamiento meses antes  acompañadas de una buena alimentación e hidratación. También durante la carrera es muy importante no quedarse sin reservas de glucógeno (principal  gasolina de los músculos) y administrar bien la energía.  Sin embargo, hay veces que aunque todo haya estado bien cuidado de cualquier manera sucede, por más que se intente brincarse la pared pareciera que ésta se hace cada vez más grande e impenetrable a medida que  [email protected] se acerca.  Esto afecta terriblemente a la mente,  se puede ir avanzando sin ningún contratiempo cuando de pronto (generalmente después del kilómetro 30) la mente entra en un estado sombrío o qué digo, más bien de oscuridad total, azotada de pensamientos negativos, de falta de confianza, arrepentimiento y autoinsultos al por mayor.  Cada persona lo experimenta de distinta manera, a unos les truena la cabeza primero y a otros el cuerpo, el caso es que mente y cuerpo caput.

Así pasa con la vida.

Llegan momentos en que chocamos contra la pared y no sabemos cómo, por qué o para qué seguir. Parteaguas en la vida que pueden ser provocados por eventos inesperados o situaciones con las que queremos romper desde hace tiempo y no encontramos la forma,  hasta que  ellas nos rompen a [email protected] ¿Qué se puede hacer? ¿Sería tan fácil como comerse un gel de glucosa para seguir avanzando?

 Por experiencia sé que no es nada fácil  sacudirse el choque y tomar otro camino, pero tampoco es  imposible. Lo primero sería hacer una evaluación de la situación, checar qué es lo que está mal que se pueda cambiar y qué es lo que no se puede cambiar aunque también esté mal. Otra cosa muy importante es valorar los pros, muchas veces los pros son mucho más poderosos pero los contras son mayor en número por eso se complica ver lo bueno. Replantearse el camino y echarle ganas para seguir.  Si no hay respuestas inmediatas,  lo peor que se puede hacer es revolcarse en la frustración y en la preocupación, es mejor avanzar de poquito en poquito hasta que pase la mala época y solo después tomar decisiones categóricas.

Cuando chocas contra la pared corriendo es muy difícil sobreponerte pero de una u otra manera los corredores terminan la carrera, es decir que a pesar de tener todo en contra muchos de ellos logran su objetivo.

Chocar contra la pared es una fase más de la vida que sin duda nos provee de mucho aprendizaje.

Twitter @reginakuri

Dale la vuelta a tu cabeza
Autora de Girando en un tacón y Ya Aliviánate. Consejera en Adicciones. Corredora de montaña y ultradistancia. Girando en un tacón es un espacio para la reflexión y el compartimiento de temas y...

Comentarios